nav
Lunes 05 de Diciembre de 2016

Misioneros brasileños son condenados a prisión en Senegal

En los últimos 20 días, José Dílson y Zeneide fueron juzgados durante aproximadamente 3 horas. Incluso con cuatro abogados de defensa y la falta de pruebas consistentes, la fiscalía obtuvo una victoria preliminar, pidiéndoles que cumplieran dos años de prisión, además del pago de una multa.

  • Persecuciones    
  • 27 may 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pastor José Dilson Alves da Silva perteneciente a la Asociación de Misiones Presbiterianas y Zeneide Novais, que es parte de Misión SERVOS, está viviendo un drama en Senegal desde noviembre de 2012.

Dilson vivió y trabajó en África durante más de 20 años. Pasó 15 de estos en Guinea-Bissau, donde fundó escuelas con su esposa y a través del Programa Mundial de Alimentos, de las Naciones Unidas, participó en la construcción de centros de nutrición, para acoger a niños malnutridos junto con sus madres.

Más tarde se trasladaron a la vecina Senegal. En la capital, Dakar, Dilson José Alves da Silva Moreira y Zeneide Novais fundaron la Escuela ABC y el Proyecto Abdías financiado por una ONG cristiana. Además de la educación, la escuela proporcionaba alimentos a los niños necesitados.

Sin embargo, ambos fueron detenidos en noviembre por cargos de “atraer a menores de edad”. El padre de uno de los estudiantes fue a la policía afirmando que su hijo se negó a recitar una oración musulmana y que estaban exhibiendo comportamiento cristiano. Los misioneros fueron acusados de faltarle el respeto al Islam, y también de haber cometido los delitos de secuestro y tráfico de niños.

Los misioneros fueron detenidos cinco meses y después fueron puestos en libertad. Aun así, el proceso continuó. En ese momento, el senador Magno Malta, en compañía de otros legisladores, fue a Senegal a resolver el problema, pero no interfirió.

En los últimos 20 días, José Dílson y Zeneide fueron juzgados durante aproximadamente 3 horas. Incluso con cuatro abogados de defensa y la falta de pruebas consistentes, la fiscalía obtuvo una victoria preliminar, pidiéndoles que cumplieran dos años de prisión, además del pago de una multa.

La sentencia definitiva saldrá el 17 de junio. De confirmarse los resultados preliminares podrían generar un gran problema para todos los misioneros cristianos que trabajan en Senegal.

Ante esta adversidad muchas iglesias se han unido en una campaña de oración pidiendo a Dios que liberen a la pareja misionera.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Portas Abertas