Gobierno chino trata de frenar crecimiento de iglesias y condena un pastor a 12 años de cárcel

Su abogado sostiene que el pastor es inocente, pero “fue el objetivo de las autoridades que están tratando de controlar el rápido crecimiento de las iglesias”.

  • Persecuciones    
  • 21 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un pastor cristiano de una iglesia en la provincia de Henan ha sido condenado por los tribunales chinos a 12 años de cárcel.

Zhang Shaojie, que dirige la Iglesia Cristiana en el Condado de Nanle, fue declarado culpable de fraude y de “reunión de multitudes por perturbar el orden público”, recientemente.

Su abogado sostiene que el pastor es inocente, pero “fue el objetivo de las autoridades que están tratando de controlar el rápido crecimiento de las iglesias”.

Shaojie y 23 miembros de su iglesia fueron detenidos primero el año pasado como resultado de una disputa de tierras con las autoridades locales, pero ellos insistieron que estaban siendo perseguidos por el gobierno y que eran inocentes de todos los cargos.

“Este caso muestra que el gobierno chino sigue encubriendo la persecución religiosa con cargos penales falsos contra un líder de una iglesia que es inocente”, dijo al The Telegraph Bob Fu, jefe del grupo cristiano estadounidense China Aid.

“¡Total fabricación de cargos!”, dijo él, después de la sentencia contra el pastor Shaojie.

“Creo firmemente que Zhang Shaojie es inocente.

Se trata de un total ataque del gobierno local”, advirtió el abogado Liu Weiguo, quien ha trabajado previamente con el líder de la iglesia.

Aunque el derecho a la libertad de creencia religiosa está garantizado por el artículo 36 de la Constitución China, la protección se limita a los que adoran en organismos religiosos no autorizados por el Estado.

Los que optan por practicar su fe fuera de ellas, o cuyas creencias no están oficialmente reconocidas por el gobierno, están en constante riesgo de ser acusados de participar en actividades ilegales, lo que conlleva un duro castigo.

La iglesia de Shaojie está aparentemente aprobada por el Estado, lo que hace que su detención sea poco común, pero ocurre en medio de acusaciones que el gobierno está lanzando como una ofensiva contra los lugares de cultos cristianos en todo el país.

Un funcionario comunista denunció recientemente que el crecimiento del cristianismo es “demasiado excesivo y demasiado casual” y varias iglesias han sido demolidas por las autoridades en la provincia de Zhejiang en los últimos meses.

Cuando el Partido Comunista llegó al poder en 1949, sólo había un millón de cristianos chinos y en ese tiempo regía el presidente Mao Zedong que declaró su determinación de acabar con cualquier tipo de religión. Él dijo que el Dalai Lama le expresó: “La religión es veneno”.

A pesar de esto, los expertos creen que el número de cristianos chinos continuará aumentando de forma exponencial en los próximos años.

El profesor Fenggang Yang de la Universidad de Purdue ha estimado que habrá 247 millones de cristianos que vivirán en China para el año 2030 cifra que será superior a los EE.UU.

“Según mis cálculos China está destinada a convertirse en el país cristiano más grande en el mundo muy pronto”, reveló.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com