2 mil cristianos armados están decididos a combatir al Estado Islámico

“Somos pequeños en tamaño pero grandes en fe”, aseguran.

  • Persecuciones    
  • 26 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Bagdad.- “Futuro mártir” es el nombre de un grupo de al menos 2.000 cristianos que se armaron para combatir la amenaza del Estado Islámico en Irak, al considerar que las fuerzas kurdas o federales son insuficientes para protegerlos de los yihadistas.

La pequeña milicia de cristianos se encuentra al norte del valle de Nínive. Ya a mediados de agosto lograron expulsar a Isis de sus tierras, sin embargo, los terroristas se encuentran a tan sólo unos kilómetros de distancia, en la aldea de Tel Kef.

El “ejército de fe” se parece a los combatientes kurdos, con su uniforme de color caqu. Pero se distinguen de ellos por el escudo que llevan en el tórax o bordado en una manga: la bandera asiria.

Según el Movimiento Democrático Asirio, uno de los partidos políticos de la región, 2.000 hombres se presentaron voluntarios para luchar contra Isis, un grupo extremista sunita que ha cometido numerosas atrocidades contra la población civil y minorías como la cristiana.

Pero las armas, los uniformes y el entrenamiento escasean. Para intentar reforzar las filas, una delegación de asirios iraquíes viajó al Líbano para reunirse con las Fuerzas Libanesas (FL), la principal milicia cristiana durante la guerra civil en Líbano (1975-1990), afirmó a una fuente de las FL.

La creación de brigadas cristianas en Irak recuerda a las de los asirios en la vecina Siria, donde formaron el Consejo Militar Siríaco, que lucha junto al partido YPG de los kurdos sirios para intentar derrocar al régimen.

A unos kilómetros de Sharafya se encuentra la ciudad cristiana de Al Qosh. Ningún miembro de Isis entró en ella pero la población huyó en agosto, cuando los yihadistas se apoderaron de varios pueblos aledaños.