nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Dos misioneros son encarcelados en China y podrían ser condenados a muerte

El gobierno de China dice que los misioneros evangélicos “son sospechosos de reunir y robar material secreto”.

  • Persecuciones    
  • 2 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Esta semana, una pareja fue arrestada en China, acusado de robar supuestamente “secretos de seguridad nacional”. Esto podría ser apenas una historia dentro de la tumultuosa escena política de China, donde el gobierno aterroriza a la población todo el tiempo. El detalle es que en Beijing la represión ha aumentado en los últimos meses contra iglesias cristianas en todo el país.

Recientemente las autoridades arrestaron a una pareja canadiense: Kevin Garratt (54 años) y Julia Dawn Garratt (53 años).

Aunque el gobierno dice que ellos “son sospechosos de reunir y robar material secreto sobre, entre otras cosas, los objetivos militares chinos y e importantes proyectos de investigación en virtud de la defensa nacional”, de hecho, los dos son misioneros evangélicos.

La familia de Garratt vive en China desde 1984, y desde 2008 mantienen una cafetería en Dandong, en la frontera con Corea del Norte. En la ciudad de Dandong parten muchas excursiones organizadas para visitar Corea del Norte siendo esto una opción para escapen muchos refugiados de Corea del Norte. Así que la pareja eligió abrir un centro cristiano y un lugar para entrenar a otros misioneros centrados en Corea del Norte.

De acuerdo con el Código Penal de China, la pena prevista por espionaje es por lo menos diez años de prisión y, en algunos casos, el acusado puede ser condenado a muerte. El primer ministro canadiense, Stephen Harper, ya ha anunciado que va a China, pero el gobierno chino no ha revelado detalles sobre la detención y el proceso. Los misioneros han estado incomunicados.

Simeón Garratt (27 años), el hijo de la pareja detenida, dice que no puede entender por qué sus padres fueron arrestados después de haber trabajado durante tres décadas en el país. “Es una historia ridículamente loca. No tiene sentido para mí”, dice él ya que no era un secreto en la ciudad que sus padres fueran cristianos y la cafetería Peter´s Coffe Shop, ambientara el lugar continuamente con música cristiana.

Tras divulgarse el encarcelamiento de los misioneros, la prensa reveló que el material de grabación utilizado por los misioneros en las iglesias canadienses es para dar a conocer su trabajo en China. “Tenemos nuestra base en China y nuestro enfoque es en Corea del Norte, pero estamos centrados en Jesús,” dijo Kevin en un mensaje publicado recientemente.

Les dijo a los miembros de la iglesia que tenían biblias disponibles en la cafetería y mostraron un cartel colocado en el lugar diciendo: “Deja que tu fe sea más grande que el miedo”. También revelaron que recibían a los norcoreanos que huían del país vecino por lo que Dandong se estaba convirtiendo en un lugar donde muchas personas se estaban convirtiendo al cristianismo, aceptando el regreso a su país para actuar como misioneros.

Kevin también dijo a los presentes que el culto era preciso para orar por la predicación del Evangelio en Corea del Norte, el lugar más cerrado en la Tierra para el evangelio.

La agencia de noticias china Xinhua afirmó que el departamento de seguridad de China está “investigando el caso”, pero en ningún momento hace referencia a las actividades religiosas de Garratt. Tampoco está claro si el arresto de los canadienses fue a petición del gobierno de Corea del Norte. China es prácticamente el único socio comercial de Corea del Norte y gran partidario del régimen, que persigue a los cristianos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com