nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Musulmanes y cristianos denuncian la violencia del Estado Islámico en Irak y Siria

Líderes de comunidades cristianas, musulmanas y de otras religiones de Irak, Siria y la gran región de Oriente Medio han denunciado con una sola voz la violencia en nombre de la región, instando a la comunidad internacional a proteger la diversidad religiosa y cultural en Irak y Siria.

  • Persecuciones    
  • 21 nov 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

VIENA, PRNewswire.- En una demostración sin precedentes dentro de la solidaridad de múltiples religiones, los líderes de las comunidades cristianas, musulmanas y de otras religiones de Irak, Siria y la gran región de Oriente Medio han denunciado con una sola voz la violencia en nombre de la región, instando a la comunidad internacional a proteger la diversidad religiosa y cultural en Irak y Siria.

Los líderes religiosos de las comunidades sunitas, chiitas, cristianos, mandean y yazidi de Oriente Medio emitieron de forma conjunta la Vienna Declaration, “United against Violence in the Name of Religion”, durante la conferencia internacional organizada por el KAICIID Dialogue Centre.

Esta es la primera vez en la que líderes religiosos en representación de religiones muy diferentes en una región en crisis se han reunido todos a una para denunciar opresión, marginación, persecución y asesinato de personas en nombre de la religión.

Los líderes religiosos se unieron al reconocer que el actual conflicto en Irak y Siria sigue a los seguidores de cada una de las religiones.

Rechazaron de forma conjunta toda la violencia en nombre de la religión, y los intentos de grupos como ISIS para reclamar la legitimidad de sus acciones dentro de la enseñanza del Islam.

Condenaron también la violación grave de los derechos humanos en Irak y Siria; sobre todo contra los cristianos, yazidi y otras religiones y grupos étnicos.

Los líderes religiosos enfatizaron además el derecho para que todos fueran tratados de forma digna y humanitaria, sin importar su tradición religiosa. Las atrocidades cometidas en nombre de la religión son delitos contra la humanidad, y también delitos contra la religión. La declaración rechaza además y denuncia el apoyo o patrocinio del terrorismo.

Juntos, los líderes religiosos expresaron su solidaridad colectiva con todos los oprimidos durante estos eventos, sobre todo aquellos desarraigados y desplazados de sus hogares. Instaron a los poderes políticos relevantes y a la comunidad internacional a no reparar en esfuerzos de cara a ayudar a estas personas a volver a sus hogares.

Hablando tras la reunión, Faisal Bin Muaammar, secretario general de KAICIID, organizador internacional de la conferencia, comentó: “La manipulación de la religión en Irak y Siria tiene consecuencias humanas horribles. Hoy somos testigos de un motivo para la esperanza: la convicción y resolución de los líderes religiosos que tienen una fe muy diferente, hablando por medio de una sola voz, para decir que ISIS y otros grupos extremistas no actúan en nombre de la religión”.

“El KAICIID Dialogue Centre tiene el privilegio de haber llevado a reunir de forma conjunta a estos líderes religiosos, y se ha comprometido a trabajar con ellos, y gracias a nuestros socios de la comunidad internacional, a ayudar a construir la paz para las personas que padecen en esta crisis, asegurando que el mundo necesita escuchar esta llamada a la acción”.

Los participantes en la KAICIID Conference “United against Violence in the Name of Religion” además recomendaron las iniciativas para la promoción de la cohesión social y construcción de la paz dentro de la región. La implementación de las iniciativas será supervisada por un comité permanente inter-religioso y grupos de trabajo de varias instituciones de diálogo e inter-religiosas.