nav
Jueves 08 de Diciembre de 2016

Jóvenes cristianos sirios optan por permanecer en su país, a pesar del riesgo

Los jóvenes como Gloria del este de Siria; o Kefas, de Alepo (los nombres han sido cambiados por razones de seguridad). Kefas dijo que “Donde estoy la gente nos necesita. Si nos vamos, ¿quién les ayudará, quién les compartirá el evangelio?”.

  • Persecuciones    
  • 12 dic 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

PORTAS ABERTAS INTERNACIONAL, Siria.-A pesar de todas las dificultades, persecuciones y pruebas, muchos jóvenes cristianos sirios permanecen en su país y en su comunidad, porque saben que hay mucho trabajo en sus iglesias.

Los jóvenes como Gloria del este de Siria; o Kefas, de Alepo (los nombres han sido cambiados por razones de seguridad). Kefas dijo que “Donde estoy la gente nos necesita. Si nos vamos, ¿quién les ayudará, quién les compartirá el evangelio?”.

“No me olvido de cómo eran nuestras vidas antes de la guerra. No podía entender cómo el apóstol Pablo podía regocijarse en situaciones difíciles. Ahora lo sé. Siento la alegría del Señor, en la situación en que estamos”.

El joven también afirma que, a pesar del miedo, él asume el riesgo y la responsabilidad de ser Iglesia. “Por supuesto que tengo miedo, soy humano. Pero la Iglesia no existe para “nada”, sino tiene un propósito, tenemos una responsabilidad. En cierto modo, somos como la primera Iglesia, ella también fue perseguida”.

Gloria dijo que emocionó cuando supo que la gente de todo el mundo ora por Siria. “Eso anima y llega.

Lo necesitamos, es bueno saber que el mundo está preocupado por nosotros e intercede por nosotros. Es difícil. Vivimos en una situación peligrosa y hay mucho por hacer”.