nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Policía arresta un grupo de cristianos que realizaban un culto en secreto

Los servicios los cristianos los realizan disfrazados para evitar que los vecinos los denuncien.

  • Persecuciones    
  • 12 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

En un pequeño país ubicado en Asia un misionero ha estado siendo vigilado por el gobierno porque cristianos de los países vecinos se reunían a menudo en un apartamento alquilado para adorar a Dios, pero sus reuniones fueron denunciadas.

En octubre pasado, la policía encontró 40 personas realizando un culto secreto, después que un miembro de la comunidad local presentara una denuncia diciendo que ellos estaban haciendo algo “anti-islámico”.

La policía llegó y confiscó algunas biblias. Antes de eso la policía había sido alertada de que en el apartamento consumían drogas. Sin embargo, “cuando llegó la policía a investigar, nos encontraron en nuestro culto y descubrieron que éramos una iglesia”, dijo el misionero.

Al día siguiente, la policía volvió a la escena en busca de biblias en lengua local, como no encontró biblias en otros idiomas dejó una nota que decía: “Sólo puede tener actividades religiosas, en particular, no en público”.

Estos informes fueron contados por el misionero local al ministerio Open Doors. Su nombre y el nombre del país están siendo preservados para no aumentar la persecución contra él y el grupo de cristianos que se reúnen.

Las reuniones ahora tienen que suceder de forma encubierta para evitar que la policía sea llamada de nuevo. “Ahora, decoramos la habitación con accesorios, por ejemplo, un pastel de cumpleaños, así que nuestro servicio tiene la apariencia de una fiesta por si cualquier autoridad que aparece”, detalló.

“Cada paso que doy es observado por el gobierno y por los residentes, algunos de los cuales son cada vez más radicales en su fe”, dijo el misionero quien dice no temer a morir por la causa de Cristo.