nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Cristianos son arrestados por evangelizar

El caso ocurrió en la India y fue reportado por los medios locales de comunicación, una semana después de que el primer ministro garantizara la libertad religiosa.

  • Persecuciones    
  • 10 mar 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La policía de la India arrestó recientemente a 20 evangelistas cristianos que estaban entregando literatura religiosa por las calles de Jaipur, Antes de que los cristianos sean arrestados fueron confrontados por partidarios de derecha  lo que provocó una confusión.

Cuando llegó la policía esta detuvo a los cristianos y luego los trasladó a la delegación golpeando e hiriendo a algunos de ellos.

Los informes fueron revelados por el ministerio Puertas Abiertas gracias al testimonio de Satish Babu, un líder religioso de Hyderabad que fue detenido y decidió reportar el incidente al periódico The Indian Express.

“Vinimos sólo para propagar el mensaje de Cristo y no hicimos nada que violara la ley y el orden aquí. Pero fuimos atacados por matones en las calles y luego brutalmente golpeados por la policía sin ninguna razón”, dijo uno de los cristianos al que se omitió su nombre por seguridad.

Después de ser detenidos los evangelistas, la policía los interrogó aunque luego fueron liberados. Lo curioso de este hecho es que después que el primer ministro indio, había dicho que se preservaría la libertad religiosa en el país y que todas las religiones tendrían el derecho de practicar su fe y propagarla.

Conversiones forzadas de cristianos: El problema de la intolerancia religiosa no es nuevo en la India, en diciembre del 2014, cien cristianos fueron convertidos al hinduismo por la organización Vishwa Hindu Parishad. Los conversos, de pueblos tribales, volvieron a su fe original. Según estos hindúes insistieron que no  había sido por la fuerza ni por intimidación.

Vale destacar que un grupo nacionalista Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS), el año pasado planeaba para el 25 de diciembre del 2014 en la ciudad de Aligarh de mayoría musulmana, convertir al menos a 1.000 musulmanes y 4.000 familias cristianas del grupo Valmiki Dalit.

El primer ministro de la India,  Narendra Modi, había pedido que se promulgara una nueva ley para prohibir las conversiones religiosas forzadas, un tema sumamente polémico en el país. Sin embargo, estas siguen ocurriendo, por lo que han sido criticadas tanto como por la oposición política y grupos cristianos.