Muerte de un joven evangélico provoca protestas en Venezuela

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo que esto ocurrió porque era parte de las sectas de la derecha, esto ha provocado una reacción que ha molestado profundamente tanto a la familia del joven como a la comunidad evangélica.

  • Persecuciones    
  • 16 mar 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La muerte de un joven evangélico ha provocado protestas en Venezuela. Kluiberth Roa, de 14 años fue asesinado por un policía tras recibir un disparo.

El vídeo en el que se ve al joven tras ser disparado ha recorrido las redes sociales y los informativos de actualidad. Ante este hecho, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro dijo “condenar” el asesinato del joven, aunque culpó de la situación a la oposición, que “genera violencia”.

Nicolás Maduro, agregó que este hecho debe llevar “a la reflexión” al país con respecto a cómo limitar lo que considera una estrategia para desestabilizar su gobierno. “Como muchas veces, estos muchachos son captados como por sectas de la derecha”, dijo Maduro en un discurso ante una multitud de jóvenes.

Una reacción que ha molestado profundamente tanto a la familia del joven como a la comunidad evangélica. “Él solo tenía catorce años y pasaba por allí. Necesitamos una Venezuela de amor, de paz. Le ruego al presidente, él es padre, que reaccione”, respondía la madre de Kluiberth Roa entre lágrimas. “Le pido al presidente que ame más a Dios y se dé cuenta que así Venezuela va a ser otra”, expresó

El primer vicepresidente del Consejo Evangélico de Venezuela, el pastor José Piñero, publicó un comunicado en que afirma: “El adolescente Kluiberth Roa era un chico de fe evangélica, no era parte de ninguna “secta” y no estaba protestando, y si hubiera protestado habría sido su derecho constitucional, y si fuera miembro de lo que sea nada justifica su asesinato”, expresó José Piñero.

“Que el dolor y la impotencia de ayer y de hoy no derive en violencia, pero que sí sea un llamado contundente a despertar de la indiferencia espiritual y ciudadana, y al cese de los excesos represivos que siguen degenerando en acciones criminales contra los ciudadanos, encendiendo aún más la indignación ante una realidad socioeconómica muy grave. Es el tiempo de que el sordo oiga, y el ciego vea”, añadió Piñero.

Tras la detención reciente de cuatro misioneros evangélicos procedentes de Estados Unidos estos fueron deportados. Se desconocen las razones por las que las autoridades venezolanas detuvieron a los misioneros, pero estos fueron interrogados ininterrumpidamente cerca de tres días.

Bruce Dick, el pastor principal en la Iglesia Evangélica Libre Bethel, en la localidad de Devils Lake, dijo que los tres hombres y una mujer que pertenecen a su congregación fueron puestos en libertad. Sin embargo el director de prensa de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, Glenn Guimond, dijo que los misioneros abandonaron el país en avión y tienen prohibido regresar durante dos años.

Fuente: Protestante Digital