nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Hija de pastor ugandés presuntamente violada por negarse a cerrar la iglesia

Según el Morning Star News, la joven -su nombre no ha sido revelado- dijo que cinco hombres la violaron en los arbustos cerca de la iglesia de su padre en el distrito de Budaka en el este de Uganda, la tarde del 28 de marzo.

  • Persecuciones    
  • 1 may 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La hija -17 años de edad- de un pastor de una iglesia en Uganda fue presuntamente violada por un grupo de musulmanes después de que el ministro se negó a cerrar la iglesia.

Según el Morning Star News, la joven -su nombre no ha sido revelado- dijo que cinco hombres la violaron en los arbustos cerca de la iglesia de su padre en el distrito de Budaka en el este de Uganda, la tarde del 28 de marzo.

“Traté de gritar, pero amenazaron con matarme”, dijo al periódico.

“Uno de ellos dijo: ‘Tu padre debe poner fin a esta reunión de oración y dejar de tratar de cambiar a los musulmanes para que se conviertan al cristianismo. Tiene que cerrar la iglesia. Se lo hemos advertido varias veces'”.

Cuando los miembros de la Iglesia Nueva Esperanza comenzaron a llegar para un servicio de oración que sería toda la noche, los atacantes inmediatamente huyeron. Sin embargo, la jovencita fue llevada al hospital para recibir tratamiento, su padre, -nombre no revelado-, dijo que ella necesitará terapia para lidiar con el trauma.

El pastor contó que había recibido varios mensajes de texto amenazantes, uno de ellos decía que no iba a “vivir para lamentarlo”, aun así él rehusó cerrar el templo.

La policía está investigando el caso.

Los cristianos representan la mayoría (85 por ciento) de la población de Uganda, aunque casi dos tercios del distrito de Budaka son musulmanes. El pasado 15 febrero de este año, una iglesia fue incendiada en el distrito, presuntamente por extremistas islámicos. Según Open Doors, el extremismo islámico es “muy presente en el país y sigue siendo una preocupación”.

Un informe de campo del año pasado, dijo que la iglesia estaba creciendo en Uganda, especialmente en las zonas rurales, pero “las comunidades musulmanas se han atrincherado, se sienten envalentonadas por la impunidad que disfrutan, y las expresiones radicales islámicas están avanzando”, dijo Open Doors.