Judío sobreviviente del nazismo salva a cristianos perseguidos en Siria

Weidenfeld sabe lo que significa vivir en un ambiente hostil, pues él es un sobreviviente del régimen nazi. En 1983, en Austria, el multimillonario de hoy, sólo fue un joven que logró sobrevivir gracias a una operación de rescate llevada a cabo por un grupo de cristianos británicos.

  • Persecuciones    
  • 24 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

George Weidenfeld, de 95 años, es un multimillonario y dueño de la editora Weidenfeld & Nicolson, él quiere invertir dinero en una misión para ayudar a los cristianos que se encuentran bajo la amenaza del Estado Islámico en Siria e Irak.

Weidenfeld sabe lo que significa vivir en un ambiente hostil, pues él es un sobreviviente del régimen nazi. En 1983, en Austria, el multimillonario de hoy, sólo fue un joven que logró sobrevivir gracias a una operación de rescate llevada a cabo por un grupo de cristianos británicos.

Él más que nadie entiende la importancia de este tipo de ayuda, dijo el empresario en una entrevista con The Times, afirmando que pagará la deuda que tiene con los cristianos, pues ayudará a través de una inversión.

Al austriaco se le preguntó si su ayuda es justa, ya que hay otros grupos, incluidos los musulmanes que están sufriendo en manos de los terroristas. En respuesta Weidenfeld, dijo que no puede salvar al mundo y que “hay una posibilidad específica del lado de los cristianos”.

Por ser una de las minorías religiosas en Siria e Irak, los cristianos están sufriendo constantes ataques del Estado Islámico.

Las agencias internacionales siempre están informando de aldeas cristianas devastadas por ataques terroristas, demostrando los castigos que reciben los cristianos como las decapitaciones y crucifixiones.

La entidad que recibió ayuda de Weidenfeld recientemente rescató a 150 cristianos sirios que fueron llevados a Polonia. La operación de rescate se llevó a cabo en colaboración con la rama británica del Fondo Nacional Judío, que tomó la decisión de ayudar a Weidenfeld.

El programa seguirá ofreciendo ayuda y tendrá asistencia financiera de 12 a 18 meses por lo cual debe atender más de 2.000 familias.

“En la década de 1930 miles de judíos, principalmente mujeres y niños, fueron ayudados por los cristianos que corrieron enormes riesgos personales para salvarlos de una muerte segura. Tenemos una deuda de gratitud”, dijo Weidenfeld.

La decisión de sacar a los cristianos de sus hogares en un territorio controlado por el Estado Islámico – no especificado por razones de seguridad – fue coordinada por el Fondo Bernabé, una agencia de ayuda internacional que trabaja con lo que llaman “la iglesia perseguida”.