Mujeres suicidas serán enviadas para explotar en lugares de culto cristianos

El objetivo es causar terror y comenzar la “guerra religiosa”

  • Persecuciones    
  • 17 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Dentro de la organización terrorista del Estado Islámico existe una especie de “fuerza de trabajo” compuesta sólo por mujeres: la Brigada Al-Khansaa. Ellas deben llevar a cabo ataques coordinados en sitios turísticos de Europa, en particular los que tienen alguna relación con la fe de los cristianos.

El diario británico el Daily Mail, citó al presidente del Centro de Estrategia Militar y de Estudios de Seguridad de Siria, Fahad Al-Masri, quien reveló que las mujeres pronto desarrollaran esta nueva misión.

Existen muchas mujeres ligadas a la Brigada Al-Khansaa de estar en Europa. Para ellas sería muy fácil entrar en estos lugares sin ser detectadas. “Nosotros creemos, que aunque ellas son musulmanas, no estarán vestidas con una hiyab –código de vestimenta femenina islámica – o una burka, para no llamar la atención. Ellos se parecerán como todo el mundo como si fueran turistas”, alertó.

Al-Masri fue portavoz del grupo rebelde del Ejército Libre de Siria, antes de unirse al Centro de Estrategia Militar. Él explica que ha estado siguiendo el progreso del Estado Islámico desde que utilizó el nombre de ISIS, después de haber luchado contra ellos en territorio sirio.

El analista cree que los próximos pasos del EI, incluyen un ataque directo a los lugares religiosos de Europa, con el objetivo de provocar un conflicto con los cristianos.

Él considera que los ataques se orientarán a los símbolos cristianos de Europa, como el Vaticano, por ejemplo. El gobierno británico admite que hay al menos 60 ciudadanos en el Reino Unido que tienen vínculos con el Estado islámico. Además de Roma, los objetivos principales serían París y Londres.

El Daily Mail publicó un video que muestra a las mujeres de la Brigada Al-Khansaa siendo entrenadas. Tienen conocimiento en uso de armas de asalto y fabricación de bombas. En muchas ciudades controladas por el Estado Islámico en Irak y en Siria, esas mujeres guerrilleras, funcionan como una especie de fuerza policial, que les impone a todas las mujeres las reglas de la sharia -la ley religiosa musulmana-.