Pastor es acusado de conversiones ilegales y cristiano le niegan entierro en la India

La policía de la localidad de Raiguda, en el estado de Orissa, que tiene leyes de “libertad de religión” detuvo y encarceló al pastor Sisir Nayak por conversiones ilegales luego otro cristiano se le negó que fuera sepultado.

  • Persecuciones    
  • 30 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

INDIA, ORISA.- El pastor de una iglesia en el pueblo de Raiguda, en el estado de Orissa, en la India, fue detenido el 9 de julio por convertir ilegalmente a 300 personas al cristianismo durante el último año y medio que estuvo allí, mientras que en Madhya Pradesh, un hindú convertido al cristianismo Rajesh Yadav se le negó cristiana sepultura cuando murió el 4 de julio.

A pesar de dejar una declaración jurada para demostrar su conversión, la viuda de Rajesh fue obligada por el gobierno, la policía y los grupos radicales hindúes a entregar el cuerpo, a miembros de la familia extendida de Rajesh porque lo iban a incinerar según sus rituales hindúes.

Rajesh Yadav murió a los 45 años de edad, de una enfermedad a largo plazo, en Sagar, en el estado de Madhya Pradesh de la India. Él se había convertido al cristianismo en 2007 y había firmado una declaración jurada para demostrar su conversión. Cuando murió, su viuda, Rosalin Yadav, quiso darle cristiana sepultura, pero miembros de la familia se negaron a permitir eso.

De acuerdo con un informe publicado el 7 de julio por la Confraternidad Evangélica de la India, “Rosalin mostró los papeles y certificados relativos a la conversión de Rajesh pero ninguno de sus argumentos eran suficientes para los grupos de administración e hindúes como Shiv Sena, cuyo líder Pappu Tiwari afirmó que Rajesh aún era un hindú”.

Madhya Pradesh es uno de los seis estados de la India, donde las leyes de “libertad de religión” han sido implementadas en diversos grados. Bajo la Ley de Libertad de Religión de 1968 de Madhya Pradesh, estipula que la conversión del hinduismo a otra religión sólo será concedida por la administración, una vez que se ha verificado que la persona no es la víctima de “fuerza”, “fraude” o “seducción”.

De acuerdo con la Ley de 1968, cualquier persona involucrada en la conversión de un hindú a otra fe debe entonces “enviar una intimación al magistrado del distrito en el que la ceremonia ha tenido lugar el hecho de dicha conversión, de tal forma que pueda ser prescrito”.

En 2006, esto fue cambiado para que en el estado de Madhya Pradesh, cualquier persona involucrada en la conversión de un hindú a otra religión debería informar a la administración local con anticipación ante cualquier ceremonia de conversión.

El 9 de julio, la policía de la localidad de Raiguda, en el estado de Orissa, que tiene leyes de “libertad de religión” detuvo y encarceló al pastor Sisir Nayak después que radicales hindúes locales lo acusaran de “atraer” a más de 300 personas de la tribu Munda para convertirla al cristianismo en el último año y medio que estuvo viviendo en el lugar.

Estas leyes, disfrazadas no son más que medidas de protección, en realidad, hacen que sea muy difícil para un hindú convertirse a otra fe. También son mal utilizadas con frecuencia para acusar a los cristianos de convertir a la fuerza a hindúes, dando lugar a los ataques brutales contra los cristianos que evangelizan, informó Fundación Bernabé.