Pastor se enorgullece porque su hija fue asesinada por no negar a Cristo

“Saber que ella murió por Cristo es la cosa más feliz para mí. Estoy agradecido de que ella no haya cambiado su religión. Ella confió en Dios”, dijo Mark.

  • Persecuciones    
  • 13 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

NIGERIA.- La BBC mostró un programa esta semana sobre la situación de las niñas Chibok secuestradas en 2014 por el grupo extremista Boko Haram en Nigeria.

Más de 270 de ellas fueron llevadas por musulmanes y muchas han muerto. De las que huyeron, la mayoría son embarazadas. Algunas todavía están casadas con sus captores, pero hay registros que ahora están matando a las cristianas en nombre de la yihad.
Entrevistado por la BBC, un pastor nigeriano hizo una declaración que está generando controversia.

El padre de una de las niñas secuestradas, sabía que ella se negó a convertirse al Islam. Obligada a elegir entre su vida y su fe, murió apedreada por Cristo.
Él dijo que está “agradecido” al conocer la decisión de su hija. Identificado solamente como Mark, se emocionó al contar el final de la vida de su hija, Mónica.

“Me dijeron que mi hija se negó a cambiar de religión. Ellos [los soldados de Boko Haram] cavaron un hoyo y la enterraron hasta el cuello y luego la lapidaron hasta la muerte “, dice el pastor. “Saber que ella murió por Cristo es la cosa más feliz para mí. Estoy agradecido de que ella no haya cambiado su religión.

Ella confió en Dios”, dijo Mark.

La esposa del pastor, identificada sólo como Martha, añadió: “Creo que murió con dignidad. Mónica está ahora en el cielo, porque se negó a convertirse [al Islam]”.

El reportaje de la BBC para el programa Panorama, dijo que la mayoría de las chicas eran cristianas. Todas estaban estudiando cuando fueron capturadas por el grupo terrorista que cree que es un pecado que las mujeres asistan a una escuela de educación.

Los jihadistas las han obligado a convertirse al Islam, y luego a casarse con los soldados. Sin embargo, algunas fueron vendidas como esclavas sexuales.

Boko Haram ha establecido un régimen de terror hace seis años en el norte de Nigeria. Se estima que unos 5.500 civiles murieron desde principios de 2014, cuando se intensificaron sus ataques. Pretendiendo ser parte del califato del Estado Islámico extremista, ha adoptado muchas de las mismas tácticas utilizadas en Irak y Siria.

Esto incluye matar a todos los cristianos que se niegan a convertirse al Islam. El objetivo del grupo es eliminar el cristianismo en el país y establecer la sharia – ley religiosa islámica -. Alrededor de la mitad de los nigerianos siguen el cristianismo y el gobierno ha sido capaz de luchar contra este grupo terrorista con eficacia.

La fuga de tres mujeres que eran prisioneras del grupo han ofrecido informes aterradores de cómo es la vida bajo el gobierno de Boko Haram. Además de pasar hambre, se ven sometidas a todo tipo de humillaciones. Dos de las fugitivas son adolescentes y están embarazadas.