Muere en la cárcel un cristiano al que se negó atención médica

Todo comenzó cuando visitaron a una cristiana gravemente enferma (recién convertida al protestantismo) y oraron por su recuperación. Finalmente murió y los cristianos fueron acusados de provocar su muerte.

  • Persecuciones    
  • 23 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

LAOS.- Tiang, un cristiano encarcelado injustamente en Laos (Asia), falleció en prisión por no haber recibido los tratamientos adecuados para la diabetes que sufría. Fue condenado a nueve meses de cárcel por un tribunal de Savannakhet junto a otros cinco cristianos, acusados de violar una ley de asistencia sanitaria, y estaba a la espera de que las autoridades revisaran de nuevo su caso. Los condenados son un pastor protestante local de nombre Kaithong, así como de Puphet, Muk, Hasadee y Tiang.

Todo comenzó cuando visitaron a una cristiana gravemente enferma (recién convertida al protestantismo) y oraron por su recuperación. Finalmente murió y los cristianos fueron acusados de provocar su muerte.

La mujer sufría una enfermedad no identificada desde hacía dos años y falleció camino del hospital. Los cinco cristianos fueron arrestados el 23 de junio de 2014 por las autoridades del país. Después, el tribunal provincial de Savannakhet equiparó la oración de sanación a un “tratamiento médico” y los condenó a la cárcel.

Los cristianos apelaron la decisión del juez y se encontraban a la espera de un nuevo juicio. Tiang, sin embargo, ha muerto dejando esposa y seis hijos antes de conocer el nuevo dictamen.

Según indicó a la Agencia Fides la ONG “Human Rights Watch for Lao Religious Freedom” (HRWLRF), Tiang padecía diabetes y necesitaba atención especial por las complicaciones de la enfermedad, pero el tratamiento en la cárcel no le era administrado.

Durante su cautiverio pidió permiso para ser tratado en un hospital, pero las autoridades penitenciarias se lo negaron. Por ello, la citada ONG ha pedido al gobierno del país asiático que exija la responsabilidad por la muerte de Tiang a las autoridades de la prisión, señalando que “le fue negada la atención médica”.

El Tribunal de Apelación deberá pronunciarse también sobre los otros cristianos que permanecen en prisión a la espera de ser liberados por un delito que nunca cometieron.

En Laos este es uno de los casos que muestran la violación de la libertad religiosa y la persecución que sufren los cristianos del país, gobernado bajo un régimen comunista. En 1975 se proclamó la República Popular de Laos y en 1991 se promulgó la primera constitución, que confirmó el monopolio político del Partido Popular Revolucionario de Laos, de carácter comunista y el único legal.

Fuente: ACI PRENSA