Pastores negocian con las FARC para que sus hijos sean liberados

El pastor Mauricio tuvo que arriesgar su vida al ponerse en contacto con las FARC para que su hijo fuera liberado. Antes de la reunión el pastor y sus amigos hicieron una oración.

  • Persecuciones    
  • 30 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

COLOMBIA.- Durante años, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aterrorizaron a Colombia con una gran cantidad de violencia e incluso con el secuestro de niños. Muchos pastores tienen que negociar directamente con la guerrilla para que sus hijos sean liberados pero al mismo tiempo interceden por los hijos de otros miembros de la iglesia.

El pastor Mauricio tuvo que arriesgar su vida al ponerse en contacto con las FARC para que su hijo fuera liberado.

Antes de la reunión el pastor y sus amigos hicieron una oración y cuando él se presentó al comandante del grupo de la aldea donde vive, recibieron permiso para rescatar a su hijo de 15 años de edad.

Pero el favor no era de gracia, el pastor tuvo que comprometerse a abandonar el pueblo y en unos pocos días fue trasladado a un lugar más seguro. A pesar del cambio, la familia se enfrenta al temor diario de ser nuevamente víctima de la guerrilla ya que el muchacho quedo traumado.

Muchas víctimas de las FARC quedan traumatizadas después del secuestro, tanto es así que el ministerio Open Doors ayuda a Casa Abrigo Visión Ágape, un lugar que recibe y atiende a niños que han sido rescatados de la guerrilla.

En este espacio acogedor, estos niños reciben apoyo, conocen la Palabra de Dios y encuentran una manera de volver a empezar.

Para animar a estos pequeños a no renunciar a la lucha diaria y superar los traumas, Puertas Abiertas ha puesto en marcha una campaña para enviar cartas a los niños ayudados por Casa Abrigo, los interesados en participar pueden unirse al sitio para saber sobre el proyecto www.portasabertas ( .org.br).