Indonesia inicia demolición de iglesias ante la presión islamista

De acuerdo con un informe de Breitbart, las iglesias han pedido en repetidas ocasiones el permiso para construir las iglesias, pero se les ha negado.

  • Persecuciones    
  • 22 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

INDONESIA, ACEH.- Autoridades islámicas en la provincia de Aceh de Indonesia han demolido tres iglesias alegando que carecían de permisos de construcción. Unas diez Iglesias son las primeras que están programadas para ser demolidas tras la presión de los musulmanes locales.

De acuerdo con un informe de Breitbart, las iglesias han pedido en repetidas ocasiones el permiso para construir las iglesias, pero se les ha negado.

Paima Brutu, pastor de una de las iglesias demolidas, dijo: “Nosotros solicitamos el permiso para construir una y mil veces En este punto queremos saber si el gobierno alguna vez nos permitirá tener la misma”.

Henriette Hutabarat-Lebang, presidenta de la Federación de Iglesias de Indonesia, dijo que las iglesias sólo son construidas sin los permisos correspondientes como un último recurso.

Las iglesias en cuestión son estructuras de madera conocidas como “undung-undung” o pequeñas iglesias. Los manifestantes que representan a la organización “Jóvenes Preocupados por el Islam de Aceh” se quejaron el mes pasado porque el número de iglesias construidas por los cristianos superaba el número máximo acordado en 1979, lo que limita el número de iglesias cristianas en la zona de Singkil.

Sin embargo, un aumento de la población cristiana de la región ha llevado al crecimiento y la construcción de nuevas iglesias. “En la actualidad hay 23 undung-undung. Se ha convertido en un caos”, dijo el regente de Singkil, Safriadi Manik.

Aceh es la única provincia islámica de Indonesia y ha sido testigo de la violencia dirigida contra las minorías religiosas. La semana pasada, una turba quemó dos iglesias y los cristianos trataron de defenderse de un motín que estalló, dejando un muerto y cuatro heridos.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, ha condenado los ataques y pidió a todas las partes a ponerle fin a la violencia, diciendo: “No más violencia en Aceh Singkil. Todo acto de violencia, cualesquiera que sean las razones detrás de el, sin mencionar si está relacionado con la religión y la fe, va a matar a la diversidad”.

Unos 4.000 cristianos ya han abandonado la zona por temor a más violencia. Unos 1.300 policías y militares han sido desplegados en la zona para proteger las iglesias y la población local.