nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Terroristas son ahora la amenaza más grande contra la iglesia perseguida

“Rebeldes y organizaciones terroristas ha cometido los abusos más atroces contra los derechos humanos y han causado un daño significativo a la situación mundial de respeto a la libertad religiosa”, según cita el informe de 2014 de IRF.

  • Persecuciones    
  • 16 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.-Durante los dos últimos años, informes ataques DE terroristas contra cristianos han surgido de manera constante desde el mundo musulmán: 7 cristianos egipcios ejecutados en una playa de Bengasi, 165 chicas cristianas secuestradas de una escuela por Boko Haram, y 21 cristianos coptos decapitados cerca del Mar Mediterráneo, entre otros incidentes.

El último informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre Libertad Religiosa Internacional (IRF por sus siglas en inglés), publicado el miércoles de esta semana, confirma que la mayor amenaza para las comunidades cristianas minoritarias y otras minorías religiosas en todo el mundo, es ahora el “nuevo fenómeno” del terrorismo no estatal, sobre todo en Oriente Medio, Sub -Saharan África y Asia.

“Rebeldes y organizaciones terroristas ha cometido los abusos más atroces contra los derechos humanos y han causado un daño significativo a la situación mundial de respeto a la libertad religiosa”, según cita el informe de 2014 de IRF. Esto hace eco de las preocupaciones de la Comisión sobre Libertad Religiosa Internacional (USCIRF por sus siglas en inglés), que identifican a los actores no estatales como un “gran desafío a la libertad de religión o de creencia” en su informe de 2015, realizado a principios de este año.

“Uno de los hechos más consecuentes de nuestra época ha sido el desarrollo de una especie de nuevo fenómeno de actores no estatales que, a diferencia del siglo pasado y la violencia en que vimos y la persecución que vimos emanaba de los estados, ahora son los principales perseguidores intolerantes a la práctica religiosa”, dijo el secretario de Estado, John Kerry, en una conferencia de prensa.

“Los más destacados, y lo más perjudiciales, obviamente, ha sido el surgimiento de grupos terroristas internacionales como el Estado Islámico, al-Qaida, Al-Shabaab, Boko Haram. Y todos han sido culpables de actos viciosos de violencia”.

Este informe del Departamento de Estado va un paso más allá, moviéndose más allá de la discriminación del gobierno y las presiones sociales, para identificar la persecución religiosa provocada por el terrorismo organizado. Leyes sobre la blasfemia y presos de conciencia fueron otras tendencias preocupantes señaladas en el informe.

En Nigeria, Boko Haram, se atribuyó la responsabilidad por “decenas de ataques mortales contra iglesias y mezquitas, a menudo matando a los fieles durante los servicios religiosos o inmediatamente después”.

La violencia llevó a muchos cristianos nigerianos a apoyar más al nuevo presidente del país, un musulmán de quien esperan que pueda frenar la insurgencia de Boko Haram.

En el borde oriental de África, un grupo de militantes somalíes nombrado al-Shabaab dirigieron en abril un ataque contra unos cristianos que estaban en un colegio de Kenia, allí mataron 150. El mismo mes, el Estado Islámico ejecutó a docenas de cristianos etíopes.

El informe del Departamento de Estado, acusa a los gobiernos de no proteger a los ciudadanos, ya sea por inacción o insuficiencia. Algunos gobiernos están acusados de más que eso.

El informe IRF también destacó la condena de Asia Bibi –aún viva y encarcelada–, condenada a muerte en Pakistán por hacer presuntamente comentarios despectivos contra el profeta Mahoma. También se ha incluido a las iglesias en la provincia de Zhejiang de China, donde el gobierno local ha eliminado más de 400 cruces y templos.