nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Mujer cristiana pakistaní es incendiada porque se negó a casarse

Cuando Ahmed le pidió a Bibi que se casara con él, ella rechazó su propuesta. La reacción de Ahmed fue lanzarse gasolina a Bibi y luego prenderle fuego a todo su cuerpo.

  • Persecuciones    
  • 4 nov 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

PAKISTÁN, PUNJAB.- Una mujer paquistaní cristiana fue incendiada y casi quemada hasta la muerte en la provincia de Punjab después de que ella se negó a casarse con su ex novio. El crimen tuvo lugar apenas unas semanas después de que otra mujer cristiana fue secuestrada, y obligada convertirse al islamismo para casarse con un hombre musulmán.

AFP informó la semana pasada que Sonia Bibi de 20 años de edad, fue quemado casi hasta la muerte por el descontento de su ex novio, Latif Ahmed, en la ciudad de Multan.

Cuando Ahmed le pidió a Bibi que se casara con él, ella rechazó su propuesta. La reacción de Ahmed fue lanzarse gasolina a Bibi y luego prenderle fuego a todo su cuerpo.

Después de ser trasladada al hospital de Nishtar en Multan, un médico dijo a la AFP que entre un 45 y 50 por ciento del cuerpo de Bibi estaba cubierto por quemaduras. A pesar de tener la mitad de su cuerpo con quemaduras severas, se espera que Bibi sobreviva.

Mientras Bibi se recupera en una cama del hospital, ella declaró a la policía local que fue su ex-novio, Ahmed, quien le prendió fuego después de que ella rechazó su propuesta de matrimonio.

Jamshid Hayat, representante de la policía local dijo a la AFP que Ahmed ya ha sido puesto bajo custodia policial y una investigación preliminar se ha puesto en marcha.

Tristemente, Bibi es una de las casi 700 jovencitas cristianas paquistaníes que están secuestradas y que luego son forzadas a aceptar un matrimonio islámico cada año, según un informe de la ONG “Movimiento de Solidaridad y Paz en Pakistán”.

A las familias cristianas a menudo les resulta difícil depender del sistema judicial paquistaní para que sean liberadas sus hijas, esposas y novias. Aunque una familia puede presentar denuncias de violación y secuestro con la policía local, el secuestrador musulmán en general presenta un informe de un notario con el nombre de la mujer secuestrada, afirmando que la mujer secuestrada voluntariamente se casó y se convirtió al Islam, y que la familia está acosando a la mujer para convertirla al cristianismo.