nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Estado Islámico pide a terroristas que pretendan ser cristianos

En un documento piden que realicen ataques al estilo de “lobo solitario”, aparentando lo que más odian, el cristianismo.

  • Persecuciones    
  • 13 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EUROPA.-Una denuncia está dejando a las autoridades europeas alarmadas. Según el diario británico The Independent, los terroristas del Estado Islámico publicaron un manual que enseña a los yihadistas a escapar de los equipos de seguridad.

El documento de 64 páginas anima a los militantes a cometer atentados al estilo de “lobo solitario”, como se realizó en París el pasado mes de noviembre de 2015.

Con el objetivo de engañar a las fuerzas de seguridad, el material proporciona recomendaciones para terroristas pero lo que realmente llama la atención es que se les pide que pretendan ser cristianos.

La publicación en línea está en Inglés y árabe e insiste en que esto puede ser fundamental para que tengan éxito en sus operaciones. Comienza explicando que las fuerzas de seguridad primero buscan hombres con barbas y túnicas musulmanas.

“Como ustedes saben, los cristianos, incluso los ateos occidentales criados en el cristianismo, llevan cruces alrededor de sus cuellos. Usted no debe utilizar una cadena con una cruz si tiene un nombre musulmán en su pasaporte, ya que esto puede parecer extraño”, enfatiza.

Ellos creen que todo es válido para que los terroristas suicidas no sean detectados y no se les impida actuar, incluso fingir ser lo que más desprecian.

En la introducción, se afirma que hoy en día es “la era de los lobos solitarios” y que van a tener mayor “éxito en sus operaciones”, si saben fingir y logran a mezclarse en medio de las multitudes sin llamar la atención.

A pesar de que está siendo lanzado como una nueva estrategia, esta es una antigua práctica islámica, llamada ‘taqiyya’ que le permite a un musulmán que viva una ‘vida pecaminosa’ o incluso negar su fe con el fin de cumplir con su ‘propósito mayor’.

En total, el manual de ataques contiene 12 capítulos, con instrucciones sobre diversos temas, incluyendo las aplicaciones de teléfonos inteligentes que pueden ayudarles a acceder a Internet sin ser rastreados.

También insiste en que los ataques terroristas se lleven a cabo en zonas con altas concentraciones de gente y en lugares con música alta (para amortiguar los disparos o explosiones) como clubes o salas de conciertos. Este es el modelo seguido por los soldados que atacaron el Bataclan en París.

Además de este manual, el Estado Islámico ha publicado otros que enseñan, por ejemplo, cómo construir un coche bomba.