Revelan video de cómo ocurrió la demolición de iglesias evangélicas en Cuba

Las grabaciones fueron realizadas por varios miembros de la congregación Fuego y Dinámica, para dejar constancia de la vigilancia alrededor del templo, las maquinarias utilizadas para echar abajo el techo y el malestar que ha dejado el derribo de la iglesia entre los fieles.

  • Persecuciones    
  • 18 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CUBA.- Con la cámara de su móvil y a través de las persianas, un hombre captó el operativo policial alrededor de un templo evangélico en la ciudad de Camagüey. La imagen forma parte de un reciente video con detalles y testimonios sobre la demolición del techo de la iglesia del pastor Bernardo Quesada, el pasado 8 de enero.

Las grabaciones fueron realizadas por varios miembros de la congregación Fuego y Dinámica, para dejar constancia de la vigilancia alrededor del templo, las maquinarias utilizadas para echar abajo el techo y el malestar que ha dejado el derribo de la iglesia entre los fieles.

Quejas y gritos de fe se escuchan a lo largo del material audiovisual, junto a breves entrevistas a los feligreses.

El centro de culto, está ubicado en el Reparto Versalles de la urbe camagüeyana y forma parte de un movimiento cristiano que se separó del Consejo de Iglesias de Cuba desde el año 2003.

Los efectivos policiales irrumpieron durante la madrugada del 8 de enero en la vivienda del pastor, quien fue detenido con violencia y conducido, junto a su esposa, al puesto de policía de la calle Avellaneda, cercano a la estación de ferrocarril.

La galera que hacía las veces de templo fue totalmente destruida.

El conflicto de la iglesia de Quesada con las autoridades se remonta al año 2012 cuando la esposa del pastor adquirió el inmueble en calidad de vivienda y emprendió renovaciones en el ranchón para las actividades religiosas.

En el mes de octubre de ese mismo año, la Dirección de Planificación Física, le impuso una multa a la propietaria por no haber solicitado licencia para las obras del ranchón, al que las autoridades consideran independiente de la vivienda. El pastor afirma que la propia dirección de esa entidad estatal le había asegurado que no era necesario el permiso.

Quesada hizo un llamado urgente a la comunidad internacional a través del sitio digital Religión en Revolución, en el que aseguraba que se trataba de una persecución “contra la Iglesia donde más de 600 personas se reúnen”.

Fuente: 14 y Medio