Terroristas de Boko Haram queman vivos a niños tras atacar aldea en Nigeria

Los yihadistas, que antes de abandonar el pueblo incendiaron un gran número de viviendas, lograron infiltrar durante el ataque a tres mujeres suicidas que detonaron sus explosivos, según relató el coronel Musthapa Anka al diario Nation.

  • Persecuciones    
  • 1 feb 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Al menos 85 personas han muerto y decenas han resultado heridas en un ataque armado del grupo yihadista Boko Haram a un pueblo del norte de Nigeria.

El ataque tuvo lugar la noche del sábado 30 de enero en la localidad de Dalori, cerca de la ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno.

Un testigo que pudo esconderse en un árbol ha narrado cómo pudo escuchar los gritos de niños que se hallaban dentro de sus hogares cuando los islamistas prendieron fuego a sus casas sin dejarles opción alguna a escapar, en un testimonio que recoge el diario británico The Guardian.

Los yihadistas irrumpieron en el pueblo con un convoy de coches todoterreno y motocicletas, desde el que dispararon indiscriminadamente a la población y lanzaron granadas.

Llegaron allí por caminos rurales, evitando los controles militares de la carretera principal. Un testigo del ataque, que sobrevivió escondiéndose detrás de un árbol, cuenta que escuchó los gritos de los niños a los que los terroristas estaban quemando vivos, según revela Associated Press.

Los yihadistas, que antes de abandonar el pueblo incendiaron un gran número de viviendas, lograron infiltrar durante el ataque a tres mujeres suicidas que detonaron sus explosivos, según relató el coronel Musthapa Anka al diario Nation.

El ataque se prolongó durante horas y la ayuda militar tardó mucho en llegar desde Maiduguri. También intentaron penetrar en el campamento militar que hay a las afueras de la población, pero fueron repelidos por las tropas tras un intenso tiroteo.

Este es el tercer atentado que comete el grupo terrorista en los últimos cinco días, en los que ha muerto más de un centenar de personas. Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales “La educación no islámica es pecado”, mató a más de 3.000 personas, a pesar de haber perdido la mayoría del territorio que controlaba en Nigeria y Chad.

Original