nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Misioneros cuidan musulmanes heridos en atentado en Pascua

El director del ministerio Christian Aid Mission dice que alrededor de 50 musulmanes y 18 cristianos están en estado crítico, la mayoría de ellos son niños.

  • Persecuciones    
  • 19 abr 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

LAHORE, PASKISTÁN. – Algunos misioneros cristianos están trabajando diligentemente en Lahore, Pakistán, ellos están al cuidado de las personas afectadas por el ataque terrorista durante la Pascua. El recuento oficial indicó 72 muertos y al menos 320 heridos.

Para los que desconocen el hecho, un atacante suicida se inmoló en un parque donde los cristianos estaban reunidos, varios musulmanes que se encontraban en el espacio público fueron también heridos.

El objetivo era mujeres y niños que estaban en mayoría en el lugar, dijo el jefe de la policía de Lahore, Haider Ashraf.

El grupo extremista islámico Jamaat-ul-Ahrar, una disensión talibana, reivindicó el ataque. “Reivindicamos la responsabilidad del ataque a los cristianos que estaban celebrando la Pascua”, dijo el grupo en un comunicado. Hasta el momento nadie ha sido detenido por las autoridades de Pakistán, un país donde menos del 2% de la población profesa el cristianismo.

Menos de tres semanas después, más de 150 musulmanes todavía están en necesidad de atención hospitalaria. Lo mismo ocurre con los cristianos que son alrededor de 50, y 23 de ellos son menores de 20 años de edad.

El director del ministerio Christian Aid Mission dice que alrededor de 50 musulmanes y 18 cristianos están en estado crítico, la mayoría de ellos son niños.

La misión Christian Aid está ofreciendo ayuda a los heridos y a las familias de los muertos, independientemente de su religión. Esto incluye visitas, asesoramiento, comidas e incluso ayudar a cubrir los costos médicos de las víctimas.

La respuesta de la mayoría de los musulmanes ha sido muy buena. Esto incluye oraciones de recepción por los misioneros, algo que por lo general es rechazado por los islamistas. Uno de los misioneros de Christian Aid, que prefiere permanecer en el anonimato, dice: “Estamos orando con todo el mundo. Todos los días tomamos un pastor diferente de una denominación diferente”.

Su deseo es que Dios use este ministerio para abrir los ojos de los que sufrieron a manos de extremistas islámicos para comprender la verdad del Evangelio y el mandamiento de Jesús de amar al prójimo. “Se trata de una expresión práctica del amor de nuestro Señor hacia los demás, de modo que muchos lleguen a conocer a su Salvador”.