Restablecen servicios básicos a familias evangélicas

El secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez, dijo a El Universal, que las autoridades del ejido Unión de Juárez les restituyeron a los creyentes el agua potable y la electricidad.

  • Persecuciones    
  • 21 abr 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHIAPAS, MEXICO. – Unas 23 familias evangélicas del ejido Unión de Juárez, en el estado de Chiapas, México, han recobrado los servicios básicos que habían perdido por tener diferencias religiosas con la comunidad católica extremista.

El secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez, dijo a El Universal, que las autoridades del ejido Unión de Juárez les restituyeron a los creyentes el agua potable y la electricidad.

Los residentes acabaron la disputa con la firma de un acuerdo de paz, luego de una primera etapa en la cual 16 familias cristianas accedieron a los suministros básicos, según informa El Universal.

Gómez destacó que se han obtenido otros acuerdos de solución de conflictos sociales, agrarios y religiosos en diferentes regiones indígenas del estado.

Conforme a El Universal, entre éstos el convenio de paz y solución definitiva entre los pueblos tzotziles de Chenalhó y Chalchihuitán, que puso fin a un conflicto de límites agrarios de más de 40 años.Y que además, mediante el diálogo concertado, se resolvieron 28 controversias religiosas en 17 municipios.

“La convocatoria gubernamental es que los actores políticos y sociales dejen a un lado intereses personales para que prevalezca el derecho, la tolerancia y la reconciliación como garantía de paz y convivencia armoniosa”, sostuvo Gómez.

En Chiapas, a menudo se dan este tipo de casos de persecución religiosa contra las familias evangélicas. El motivo más común es que los evangélicos rechazan colaborar económicamente para fiestas católicas.