10 mil dólares por joven cristiano acusado de blasfemia

Los musulmanes antagónicos atraparon a Imran y lo encerraron, pero los miembros de la iglesia católica local fueron capaces de liberarlo.

  • Persecuciones    
  • 16 may 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

PUNJAB, PAKISTÁN. – Un joven cristiano paquistaní se ha visto obligado a huir de su casa después que vecinos musulmanes lo acusaron de blasfemia por ofender el islam.

Christian Today informa que Imran fue acusado por sus colegas musulmanes de ver un video antiislámico en su teléfono.

Center for Legal Aid, Assistance, and Settlement (CLAAS siglas en inglés), una organización que ayuda a los cristianos perseguidos en Pakistán, ha dicho que los compañeros de trabajo de Imran quienes son musulmanes, robaron su teléfono y miraron los videos con el fin de acusarle de blasfemia.

Los musulmanes antagónicos atraparon a Imran y lo encerraron, pero los miembros de la iglesia católica local fueron capaces de liberarlo.

Ahora, él ha huido de su pueblo en Punjab, Pakistán, porque las autoridades pusieron una recompensa de 10,000 dólares por la cabeza del joven.

A los habitantes del pueblo donde vivía Imran, se les dijo que deben convertirse al islam, sino aceptan deben abandonar el pueblo para siempre.

Vale destacar que se alentó a los musulmanes a boicotear todos los establecimientos cristianos.

“No puedo creer que tales cosas siguen sucediendo en este mundo. Dicho tratamiento hacia los cristianos paquistaníes es una bofetada en la cara del gobierno de Punjab y central, y para todos aquellos que no se cansan de decirle al mundo que las minorías están protegidas y en condiciones de igualdad de derechos en el país”, declaró Nasir Saeed, de la dirección de CLAAS, en el Reino Unido.

“No entiendo cómo el ver un video en el Internet puede ser tipificado como un acto de blasfemia. Y si esto es una blasfemia entonces todos los que ven este video o cualquier otro tipo de videos contra el islam han cometido blasfemia y todo el mundo debe ser arrestado, acusado y castigado bajo la ley sobre la blasfemia”, dijo Saeed.

“Tales condiciones en contra de los laicos son una burla a ley. El Gobierno de Pakistán debe tomar este asunto en serio, proporcionar protección a los cristianos locales, y los que están violando la ley deben ser tratados de acuerdo con la ley”, resaltó.