Más de 1 millón de cristianos han huido del norte de Nigeria

“El impacto de la violencia persistente en la iglesia en el norte de Nigeria”, muestra que entre 2006 y 2014, 11.500 cristianos fueron asesinados y más de 1,3 millones de personas han huido de esa zona del país.

  • Persecuciones    
  • 3 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

NIGERIA. – El obispo de Kafanchan, Dom Joseph Bagobiri, presentó en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York (EE.UU.), un informe sobre la muerte y la persecución de los cristianos en Nigeria.

El documento titulado: “El impacto de la violencia persistente en la iglesia en el norte de Nigeria”, muestra que entre 2006 y 2014, 11.500 cristianos fueron asesinados y más de 1,3 millones de personas han huido de esa zona del país.

La violencia promovida por el grupo terrorista Boko Haram ha afectado principalmente a los habitantes de Borno, Kano, Yobe y Adamawa. Con miedo, los cristianos se han asentado en estados con mayor número de cristianos como de Plateau, Nassarawa, Benue y Taraba, el llamado “cinturón medio” (Middle Belt) en el país y también en Kaduna, en el sur del país.

Pero de acuerdo con el informe, estas regiones se han tornado peligrosas debido a los ataques de los Fulani. “En estas zonas, los pastores Fulani (musulmanes) aterrorizan incesantemente a diversas comunidades”, dijo Bagobiri. El religioso también dice que, en algunas ciudades, lo que les pasó a los cristianos fue un verdadero genocidio.

“En estas zonas, los pastores Fulani, aterrorizan incesantemente a diversas comunidades, algunas las quieren barrer del mapa, y en lugares como Agaru en el estado de Benue y Gwantu y Manchok en el estado de Kaduna, estos ataques han tomado el carácter de genocidio, con 150 hasta 300 personas asesinadas en una sola noche”, denunció.

Teniendo en cuenta estos datos, el obispo católico hizo un llamamiento a la comunidad internacional para hacer presión sobre el gobierno de Nigeria y garantizar la libertad religiosa para los cristianos y otras minorías religiosas que están sufriendo debido a los musulmanes radicales.