Gobierno de China prohíbe a cristianos orar

La persecución de los cristianos en China ha sido siete veces mayor en la última década. De acuerdo con el último informe de la misión de China Aid, desde el año 2008 se observa un aumento constante en los casos de detenciones de líderes, cierre y demolición de templos.

  • Persecuciones    
  • 8 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – Unos cristianos chinos fueron obligados a cancelar su reunión de oración después de que funcionarios del gobierno dijeran que no tenían permiso para reunirse abiertamente.

Stephen Yang Xiangtai, un líder de la comunidad cristiana local llamó a los fieles a un día de oración y ayuno, tras haber sido objeto de vandalismo tres iglesias en la provincia de Handan.

Cuando las personas iban a los templos, el Departamento de Asuntos Religiosos se los impidió.

De acuerdo a las imágenes publicadas, algunos cristianos se resistieron e hicieron sus oraciones de rodillas afuera del templo.

Debido a esta reacción, los líderes fueron colocados bajo la vigilancia de la policía y obligados a permanecer dentro de sus casas. “El hecho de que la policía tenga miedo de una reunión de oración y de penitencia es algo realmente ridículo”, dijo un cristiano a la agencia Asia News. Él lamentó que “la neurosis de la policía siempre resulta en un ataque a la libertad religiosa”.

De acuerdo con informes recientes, la persecución de los cristianos en China alcanzó un nivel máximo histórico. Se estima que unas 1.700 iglesias fueron demolidas además de sus cruces fueron eliminadas por orden del gobierno en los últimos dos años. Más de 500 cristianos fueron detenidos por la policía para ser interrogados, al menos 130 cristianos han sido golpeados por las autoridades y 60 cristianos están presos, entre ellos unos 28 pastores.

La mayoría de estos cristianos detenidos no están acusados ​​de ningún delito, salvo por defender la fe cristiana.

La persecución de los cristianos en China ha sido siete veces mayor en la última década. De acuerdo con el último informe de la misión de China Aid, desde el año 2008 se observa un aumento constante en los casos de detenciones de líderes, cierre y demolición de templos.

Los expertos creen que las comunidades religiosas en China están viviendo el año más intenso de la persecución desde la Revolución Cultural (1966-1976), cuando el país comenzó a adoptar el sistema comunista.