Cristiana es asesinada por decir que Mahoma no era importante

Nigeria tiene 170 millones de habitantes, de los cuales casi la mitad son cristianos, principalmente en el sur, y musulmanes, principalmente en el norte

  • Persecuciones    
  • 6 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

NIGERIA. – La representación en el norte de la Asociación Cristiana de Nigeria dijo que la policía no hace lo suficiente para proteger a los cristianos.

Los cristianos de la parte norte de Nigeria, en su mayoría musulmana, exigieron el sábado 4 a las autoridades mayor protección después del asesinato a puñaladas de una mujer cristiana que supuestamente insultó al profeta Mahoma.

Dos sospechosos fueron arrestados el pasado jueves 2 por la muerte de la comerciante Bridge Abihime, dijo el sábado el jefe de la policía nacional de Nigeria, Solomon Arase.

Al parecer Abihime había dicho que el profeta Mahoma no era importante.

La representación en el norte de la Asociación Cristiana de Nigeria dijo que la policía no hace lo suficiente para proteger a los cristianos y advirtió el sábado sobre una “inminente crisis religiosa”. En el pasado, este tipo de agresiones han derivado en represalias y violencia sectaria.

“Debe parar ya este barbarismo”, declaró el portavoz de la asociación cristiana, el reverendo John Hayab. Acusó a la policía de intentar encubrir el homicidio, y exigió la detención y juicio de todos los implicados en la muerte de Abihime.

El jefe policial Arase se comprometió a que habrá justicia rápida y exhortó a los líderes de la comunidad a que ayuden a “reducir las tensiones”. Arace dijo que todas las agencias de seguridad fueron activadas para impedir que el incidente “degenere en una mayor amenaza a la seguridad”.

Nigeria tiene 170 millones de habitantes, de los cuales casi la mitad son cristianos, principalmente en el sur, y musulmanes, principalmente en el norte. La mayoría de los creyentes de ambas religiones interactúan pacíficamente.

Sin embargo, hay fuertes tensiones en el norte —en especial en el noreste— donde el grupo insurgente islámico Boko Haram ha causado en casi siete años la muerte de unas 20,000 personas y perpetrado atentados con atacantes suicidas para mantener el temor entre la población. La ciudad de Kano ha sido escenario de diversos ataques de este tipo.