Estado Islámico decapita a niña en público en Siria

El testigo que narró esta historia huyó de la ciudad y pidió que su nombre no fuera revelado. También dice que EI ha llenado la plaza Al-Naeem en Raqqa con las cabezas de personas ejecutadas por ellos para crear el terror entre la población.

  • Persecuciones    
  • 20 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

SIRIA. – El terror infligido por los soldados del grupo terrorista del Estado Islámico parece no tener límites. La agencia de noticias iraní Al Alam, informó que en Raqqa, Siria, una madre fue testigo de que su hija de 4 años fuera decapitada. Luego la mujer fue obligada a sumergir sus manos en la sangre de su propia hija.

Según los informes, la niña desobedeció las órdenes de su madre, que enfadada, gritó: “Va para la casa o te juro que por Dios que voy a cortarte la cabeza si no lo haces”.

Un miembro del Estado Islámico oyó esto y ordenó a la mujer delante de todo el mundo en la calle: “Una vez que has hecho un juramento a Alá, usted debe decapitarla”.

Como ella se negó, los yihadistas asumieron el deber de ejecutar a la niña. Después del bárbaro crimen, obligaron a que la madre sumergiera su sangre en la sangre de su hija.

El testigo que narró esta historia huyó de la ciudad y pidió que su nombre no fuera revelado. También dice que EI ha llenado la plaza Al-Naeem en Raqqa con las cabezas de personas ejecutadas por ellos para crear el terror entre la población.

Primero eran sólo los cristianos, pero ahora incluso un joven musulmán que se negó a unirse a la banda terrorista fue muerto y fue colgada públicamente su cabeza.

“Ellos violan a las mujeres, llevar a los niños a la guerra, saquean casas y amenazan a la gente de Raqqa con decapitación, si no están de acuerdo en dar a sus hijas a los miembros del Estado Islámico”, dijo.

Hay casos aún más terribles, como un hombre joven que fue muerto y partes de su cuerpo fue cocinado con arroz y se le dio de comer a su madre.