nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

China quiere confiscar diezmos y ofrendas de las iglesias

Persecución comunista ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

  • Persecuciones    
  • 7 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – Las autoridades chinas continúan presionando a las iglesias cristianas, especialmente en las provincias donde el cristianismo es más fuerte. Después de ordenar la retirada de las cruces de la cima de los templos, deteniendo a pastores y miembros, torturándolos e incluso matándolos, el gobierno ahora requiere que todas las donaciones entregadas a las iglesias -diezmo u ofrenda- para ser confiscadas.

Un nuevo conjunto de leyes fue presentado, que incluye la necesidad de los pastores de pedir permiso al gobierno si quieren comprar equipos o muebles para lugares de culto, que supere el equivalente a 300 dólares.

Es un proceso de endurecimiento que comenzó el año pasado, cuando el gobierno impuso normas más estrictas en cuanto a la construcción o renovación de iglesias, combinado con una censura previa a los sermones, la gestión normalizada y otras prácticas que intentaron crear un cristianismo sumiso al Partido Comunista.

De acuerdo con la misión de China Aid desde mediados del año pasado, el gobierno está siguiendo de cerca las actividades de los cristianos.

Fueron creadas oficinas para funcionarios del gobierno dentro de algunas iglesias. En algunas provincias, el requisito es que la bandera oficial de China sea colocada en la parte superior de los edificios y los púlpitos, en el lugar donde tradicionalmente se ponen las cruces.

Aumento exponencial de la persecución

La persecución contra cristianos en China ha sido siete veces mayor en la última década. De acuerdo con el último informe de la misión de China Aid desde el año 2008 se estima que seguirá creciendo.

Con el ascenso del presidente, Xi Jinping, el discurso oficial de China es que “la gestión de la religión es, en esencia, la gestión de masas”. En la actualidad, el país se encuentra entre los que más persiguen cristianos en el mundo, según Open Doors.

Sólo el año pasado en la provincia de Zhejiang, más de 20 iglesias fueron demolidas, 1.300 cruces removidas, más de 500 cristianos llevados por la policía, por lo menos 130 cristianos fueron golpeados por las autoridades y 60 cristianos están presos, al menos 28 pastores. La mayoría no están acusados ​​de ningún delito, salvo por defender la fe cristiana.

A pesar de todo esto, el cristianismo sigue creciendo en suelo chino. Oficialmente, en la actualidad hay unos 100 millones de cristianos en el país más poblado del mundo. Los eruditos creen que el número puede ser tres veces mayor. Al mismo tiempo, los miembros del Partido Comunista de China ascendieron a 86,7 millones, la mayor parte de los cuales es comunista de nombre.