Piden detener masacre de cristianos tras 65 iglesias destruidas

Nigeria tuvo en el primer semestre del año, un número record de cristianos muertos.

  • Persecuciones    
  • 29 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

NIGERIA, AFRICA DEL NORTE. – Los ataques contra los cristianos en Nigeria, África del Norte han alcanzado cifras alarmantes. En la primera mitad de 2016 el asesinato de cristianos por parte de musulmanes radicales es casi igual al total de 2015.

Según los registros de la Asociación Cristiana de Nigerianos-Americanos (CANAN, la sigla original), al menos 384 personas murieron por causa de su fe, después de los ataques por parte de grupos como Boko Haram y más recientemente por la etnia Fulani, que profesa el islam.

El pastor Ade Oyesile, presidente de CANAN denunció que el número de cristianos que murieron este año está cerca de ser confirmado como un triste récord en la historia del país. Instó al gobierno de Nigeria a tomar medidas para poner fin a la masacre religiosa.

“Todos debemos trabajar duro para evitar estas matanzas sectarias que, a nuestros ojos, no logran demostrar cómo es el país. Eso no debería ser nuestra porción en el nombre de Jesucristo. Estos cobardes asesinatos de cristianos en el país deben parar ahora”, dijo él en un comunicado.

Para Oyesile, los cristianos son blancos fáciles porque predican la paz en lugar de la venganza, que no responde de la misma manera. En una entrevista con Christian Post, dijo que sólo el arrepentimiento y el temor de Dios pueden ganar la guerra contra el islam radical.

“Boko Haram, el Estado Islámico, Al-Shabab son malos … y continuarán extendiéndose. Nosotros, los cristianos podemos ayudar… con nuestras fervientes oraciones, pidiendo a Dios sin cesar”, enfatizó, pidiendo a los líderes mundiales a unirse y evitar que esto continúe.

Ataques no son guerra étnica

En los últimos días, en el Estado de Benue, al menos 133 cristianos fueron asesinados. 65 iglesias fueron destruidas, y muchas propiedades invadidas y saqueadas. La etnia Fulani, en su mayoría compuesta por pastores de ganado, ha ocupado casi todas las áreas de la región. Ellos han estado utilizando una vieja táctica, atacando a las comunidades cristianas y apropiándose de sus tierras por motivos de superioridad religiosa.

Estos ganaderos suelen ser nómadas y a principios de este año mataron a más de 500 residentes, la mayoría eran cristianos. Eso obligó a unas 20.000 personas a huir de la zona. Lo que sucedió fue considerado uno de los peores ataques del grupo desde 2010.

La Asociación Cristiana de Nigeria ha denunciado que, si bien los medios de comunicación han informado que esto es una “guerra étnica”, los conflictos no son el resultado de disputas económicas, sino que implican esencialmente cuestiones religiosas, ya que los Fulani son musulmanes extremistas.

El líder cristiano Agostine Akpen, denunció a Puertas Abiertas que existe una gran posibilidad de escasez de alimentos desde la invasión de los Fulani que arrasaron con todos los tipos de producción agrícola, incluyendo frijoles, yuca, arroz, maíz, soja y maní. Los agricultores en varios estados de Nigeria, especialmente Benue, Taraba, Plateau, Kaduna, Nasarawa y Níger están temerosos porque saben que, si regresan a sus granjas, los mataran.

“Sabemos que se trata más de una jihad … Llevan armas sofisticadas y utilizan las armas químicas para destruir nuestras comunidades. La guerra por lo general ocurre por la noche cuando todos duermen. La población está huyendo, las iglesias están quedando vacías. Donde había alrededor de 2.000 miembros, en la actualidad sólo hay 50. Nada está a salvo, ni siquiera las escuelas o centros de servicio social”, declaró.

El hecho es que la imposición de la ley islámica en el país ha motivado a los ataques religiosos en Nigeria, se ha expandido a partir del Norte del país, donde Boko Haram lucha por la independencia, declarándose una extensión del califato.