nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

“Dios no erra”, dice pastor torturado y preso en China

“Dios es omnisciente. Creo que él nunca comete errores”, dijo el pastor en la correspondencia que la Misión China Aid divulgó por Internet como un ejemplo de fe.

  • Persecuciones    
  • 5 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – “Es mejor estar en paz y esperar a Dios”, escribió el pastor conocido en China como Yang Hua, en una carta dada a conocer por su esposa. El líder cristiano fue encarcelado durante más de seis meses, junto con otros cuatro miembros de Huoshi, la iglesia subterránea más grande de la provincia de Guiyang.

“Dios es omnisciente. Creo que él nunca comete errores”, dijo el pastor en la correspondencia que la Misión China Aid divulgó por Internet como un ejemplo de fe.

Las autoridades detuvieron a Yang en enero por cargos de “traición”, dentro de la constante campaña que han estado haciendo contra los cristianos.

Él trató de calmar a su esposa diciendo que un fuerte dolor de espalda que sentía desapareció. Esto lo atribuyó a la curación divina, ya que no tiene acceso a tratamiento médico en la prisión de Nanming, donde está encarcelado. El material cita a Isaías 30:15, que dice: “En el arrepentimiento y la calma está su salvación, en la quietud y en confianza será vuestra fortaleza”.

Además de asesorar a su mujer en el cuidado de sus hijos, también le dio algunos consejos financieros. “Nunca dejar de orar”, fue su mensaje a ella y que debía pasarlo a la iglesia.

Parafraseando a Pablo (1 Tesalonicenses 5:18), agregó: “Sé agradecida, porque esta es la voluntad de Dios en Jesucristo”. La situación del pastor Yang es comparable a la del iraní Saed Abedini, que pasó más de 3 años en la cárcel y ocasionalmente enviaba mensajes a la iglesia.

El abogado Chen Jiangang reporta que consiguió apenas una conversación con su cliente. Se ha informado de que Yang fue torturado en un intento de hacerle firmar una confesión de sus “delitos contra el Estado”, pero se negó.

Entre los fiscales que cuestionaron estaba uno llamado Ke Jun, que hizo amenazas graves al pastor Hua, acusándolo de espionaje. La mujer y los hijos de Yang también fueron amenazados. Aun así, advirtió que no admitan un crimen que no cometió.

China Aid, la misión dirigida por evangélicos que luchan por los derechos humanos y que denuncia la persecución religiosa en China están siguiendo el caso. Además de las oraciones, pide a la gente a utilizar el hashtag #FreeYangHua en sus redes sociales para llamar la atención sobre su caso.También pide a firmar una petición en línea, la cual será enviada a la embajada de Estados Unidos en China. Más de 55.000 personas han firmado, siendo el objetivo de 100 mil.