Sale ileso cristiano que fue lanzado con animales feroces

Mientras estaba en prisión, El Shafie fue sometido a diversas formas de tortura, como golpeado, quemado, cortado y atado a una cruz durante dos días. Todo el tiempo, sus agresores exigían que confesase quiénes eran los cristianos con los que él se reunía.

  • Persecuciones    
  • 18 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EGIPTO. – Un ex musulmán egipcio fue detenido y torturado después de haberse convertido a Cristo. Milagrosamente, escapó de ser asesinado por animales feroces, una historia que recuerda a la historia bíblica del profeta Daniel.

Según informa Christian Today, el abogado egipcio Majed El Shafie entregó su vida a Cristo después de haber sido evangelizado por un amigo y tras estudiar la Biblia con él.

El Shafie era un hombre influyente en su comunidad. Nacido y criado en una familia musulmana después de su conversión fue prohibido abogar y fue detenido por apostasía. Enviado a Abu Zaabel en El Cairo, pasó meses en la prisión conocida como “Infierno en la Tierra”.

Mientras estaba en prisión, El Shafie fue sometido a diversas formas de tortura, como golpeado, quemado, cortado y atado a una cruz durante dos días. Todo el tiempo, sus agresores exigían que confesase quiénes eran los cristianos con los que él se reunía.

Un día, durante una sesión de tortura, perros feroces fueron colocados por los guardias en la habitación donde estaba.

El abogado temió ser comido vivo, porque los animales estaban hambrientos, pero se mantuvo en oración y vio una escena que recuerda la historia bíblica de Daniel en el foso de los leones. Los perros estaban tranquilos y estaban sentados cerca de El Shafie, sin hacerle daño. Sus captores estaban enojados y trajeron otros perros, pero ocurrió lo mismo.

En el cuarto día de su tortura, el ex musulmán decidió confesar: “Yo te diré quién es nuestro líder, les voy a decir los nombres de todos los miembros. El nombre de nuestro líder es Jesucristo”. Esto dejó a los guardias aún más nerviosos.

Le tomó muchos días para que fuese trasladado a un hospital para recuperarse de sus lesiones. Él estaba deshidratado porque había sido destinado a permanecer días sin comida ni agua, El Shafie cuenta que recibió la visita de Jesús, que le ofreció agua.

Fue cuando se supo que había sido condenado a muerte. Con la ayuda de amigos, logró huir a Israel. A partir de ahí, se fue a Canadá, donde fue aceptado como refugiado. Estudió teología y se convirtió en un pastor. Durante años ha estado trabajando para ayudar a los cristianos perseguidos. Fundó One Free World International que lucha por los derechos humanos, especialmente la libertad religiosa.

“Nuestros enemigos tienen un ejército muy fuerte, tienen armas muy fuertes, pero tenemos al Señor Todopoderoso. Ellos pueden matar al soñador, pero nadie puede matar al sueño”, explica.