Nueva ley en Argentina abre puertas a persecución de evangélicos

Córdoba creó una ley provincial que tiene como objetivo prevenir cualquier situación de “manipulación psicológica”. Esta ley generó una gran controversia, abriendo las puertas a la persecución de los evangélicos en el país.

  • Persecuciones    
  • 14 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CÓRDOBA, ARGENTINA. – Aunque Argentina tiene la libertad religiosa garantizada por el artículo 14 de su Constitución, el estado de Córdoba creó una ley provincial que tiene como objetivo prevenir cualquier situación de “manipulación psicológica”. Esta ley generó una gran controversia, abriendo las puertas a la persecución de los evangélicos en el país.

De acuerdo con Puertas Abiertas, esta ley se ha aplicado de forma abusiva contra las organizaciones religiosas.

De acuerdo con el artículo 3, la manipulación psicológica puede ocurrir “en grupos utilizando técnicas que requieren una gran devoción o dedicación a una persona, una idea o un objeto, que se utiliza para hacer proselitismo, doctrina dinámica o técnicas de persuasión para promover la destrucción de la personalidad”.

Poco después de haber sido promulgada, el pastor bautista Marcelo Nieva fue acusado por los políticos y la policía de dirigir una “secta controvertida”. Él dice que “debido a esto, las acusaciones y el odio en contra de la iglesia se han incrementado significativamente, sobre todo después de que la prensa informó de ello.

Las personas rompieron las ventanas de la iglesia y saquearon las propiedades de los hermanos”, denunció el pastor.

El pastor está pidiendo oraciones por la nación. “En mis 37 años de ministerio, nunca imaginé que la iglesia en Argentina podría sería atacada. Nuestro país ha sido siempre orgulloso de ser una nación tolerante”, dijo.

En abril de este año, Nieva fue atacado mientras que iba a la iglesia con su esposa, que está embarazada de su segundo hijo. Días después, el refugio de mujeres mantenido por la iglesia para mujeres vulnerables, incluyendo ex dependientes de químicos y prostitutas fue apedreado.

Dos miembros de las fuerzas militares nacionales, tuvieron que montar guardia 24 horas al día delante del templo de su iglesia. Para el pastor, la policía local solamente actuó en su favor de ella misma. Dijo que su iglesia ha sufrido cuatro años de persecución religiosa por las autoridades locales.