Musulmán quema vivo a su hijo porque se convirtió al cristianismo

El pequeño Nassif Malagara de Kakira región Parish en el distrito Kamuli en Uganda, decidió convertirse al cristianismo después de que un vecino lo llevara a visitar una iglesia (no revelado por razones de seguridad) en otro pueblo.

  • Persecuciones    
  • 14 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

KAMULI, UGANDA.- El padre musulmán de un niño de 9 años de edad, ató a su hijo a un árbol y lo quemó vivo, después de descubrir que el muchacho habría dado su vida a Jesús, según fuentes de ‘Morning Star News’.

El pequeño Nassif Malagara de Kakira región Parish en el distrito Kamuli en Uganda, decidió convertirse al cristianismo después de que un vecino lo llevara a visitar una iglesia (no revelado por razones de seguridad) en otro pueblo.

“Al final del servicio, Nassif a la sala del comedor de la iglesia y dijo que quería recibir a Jesús como su salvador personal”, dijo el pastor de la iglesia a Morning Star News. “Estaba un poco indeciso, pero después de su continua insistencia, oré con él y luego se fue”.

Más tarde, Nassif se negó a participar las actividades de los musulmanes, incluyendo asistir a una madraza (escuela islámica), según relata el pastor. Su padre, de 36 años de edad, Abubakar Malagara y su madrastra, Medina Namwaje, 35 años de edad, estaban furiosos cuando se enteraron de que se había convertido al cristianismo.

El muchacho le dijo al ‘Star Morning News’ que sus padres le habían prohibido comer, incluso después del día de ayuno del Ramadán, por lo que no hubo comida durante dos días, pero logró comer en la casa de su vecino.

Nassif llevó comida a su casa al día siguiente, pero el 9 de junio, su padre lo sorprendió comiendo.

“Él comenzó a golpearme con palos, pero logré escapar por un arbusto que estaba cerca”, dijo Nassif. “Mi padre entonces me siguió, me agarró y me ató a un plátano. Entro en la casa y regresó con un trozo de madera encendido. El árbol de plátano tenía las hojas, y le pegó fuego y me quemó mi cuerpo”.

Los vecinos escucharon los gritos de Nassif y estos lo salvaron, enviándolo al hospital de Kamuli. Los médicos del hospital, confirmaron a Star Morning News que Nassif tenía quemaduras graves en varias partes de su cuerpo.

“Nassif se está recuperando, pero a un ritmo muy lento,” dijo el Dr. Walwawo Zubari. “Él debe ser enviado a otro hospital para recibir tratamiento especializado.”

Un pariente dijo que espera tomar la custodia de Nassif, después de que el niño sea dado de alta.

Residentes en la zona alertaron a la policía local y los agentes detuvieron a Malagara pero Malagara, que asiste a la mezquita Nankaduro, fue puesto en libertad bajo fianza.

El vecino (nombre omitido por razones de seguridad) que llevó a la iglesia a Nassif dijo que teme por su vida después de recibir un mensaje de texto en su teléfono móvil con amenazas.

“Sabemos que se encuentra detrás de la conversión al cristianismo de Nassif,” dice el mensaje. “Pronto cosechará lo que sembró, será una lección a los demás. El islam está en contra de este tipo de conversión”.

El emisor mantiene su identidad secreta, pero el vecino dijo que sospecha que Malagara podría haber usado el teléfono de otra persona para enviar el mensaje.

Alrededor del 85% de las personas en Uganda son cristianos y el 11% son musulmanes, con algunas áreas donde tienen grandes concentraciones de musulmanes. La Constitución y otras leyes del país consagran la libertad religiosa, incluyendo el derecho a propagar las conversiones religiosas y respeta de una fe de otros.