Policía amenaza con multar a cristianos si insisten adora a Jesús

Los cristianos en la zona viven con temor debido a que los extremistas hindúes prohíben a adorar a Jesús. Estos los boicotean económicamente y los amenazan con matarlos. Como si esto fuera poco, la policía amenazó con multarlos si continuaban adorando públicamente a Jesús.

  • Persecuciones    
  • 11 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

JHARKHAND, INDIA. – Un mes después de que una turba hindú reuniera a 25 cristianos en un pueblo del estado de Jharkhand, India y luego golpeara a 6 de estos con palos, algunos de estos extremistas han andado buscando a más cristianos y les han preguntado si continúan adorando a Jesús.

Los extremistas hindúes del pueblo Hunter en del Distrito de Palamu confrontaron al cristiano Gunni Bhuiya el pasado 14 de junio cerca de una carretera.

Bhuiya les dijo que todavía creía y adoraba a Jesucristo, entonces los extremistas hindúes regresaron a maltratarlo y lo amenazaron de muerte, de acuerdo con informes de líderes cristianos en la región.

“Ellos dijeron a Bhuiya que, si como cristianos todavía adoraban a Cristo, incluso después de haber sido golpeados, ahora podrían ser asesinados”, dijo el pastor Sanjay Kumar Ravi a Star Morning News.

Los cristianos en la zona viven con temor debido a que los extremistas hindúes prohíben a adorar a Jesús. Estos los boicotean económicamente y los amenazan con matarlos. Como si esto fuera poco, la policía amenazó con multarlos si continuaban adorando públicamente a Jesús.

El 8 de mayo, los extremistas hindúes encabezados por Dilip Chandra, Ram Chandra Vanshi y Dil Narayan Yadav, convocaron a 25 cristianos de seis familias a una “reunión pública”, obligándolos a abordar vehículos, los llevaron a una escuela en las afueras el pueblo.

“Cerca de 100 personas de tres aldeas cercanas estaban esperando cuando llegamos al lugar. Entonces empezaron a decirnos que estábamos errando por orar a Jesús, que debíamos seguir el hinduismo y realizar una puja (rituales hindúes) únicamente a los ídolos”, dijo el pastor Ravi.

Los cristianos se negaron a aceptar la imposición de los extremistas hindúes. En cambio, el pastor Ravi comenzó a compartir su testimonio con la multitud, diciendo que Cristo lo había sanado de una enfermedad en 2007 y que desde entonces se había convertido en un seguidor de él.

“El testimonio del pastor enfureció al público aún más”, dijo el Rev. Akash Nandi a Morning Star News. “Así que los extremistas comenzaron a golpear al pastor Ravi y a otros cinco hombres cristianos, al tiempo que gritaban que debían renunciar a Cristo o podían perder la vida”.

Cuando los cristianos se negaron a renunciar a su fe, los extremistas hindúes los amenazaron de muerte.

“Ellos nos gritaron que nos iban a rociar con queroseno para que pudiéramos arder” dijo el pastor Ravi.

Nandi dijo que los cristianos insistieron: “Hagan lo que quieran, no vamos a dejar a Cristo a cambio de nada”.

Los extremistas ataron de las manos y las piernas a seis hombres cristianos y los patearon, luego los golpearon con trozos de palos, dijeron los líderes. Finalmente, los atacantes ordenaron a los cristianos a abandonar el pueblo o serían quemados vivos y sus hogares serían destruidos.

Los cristianos pudieron regresar a sus hogares, dejando el pueblo al amanecer del día siguiente. En el pueblo de Ramgarh, sus heridas fueron sanadas por un médico local.