“Las religiones quieren la paz”, dice Papa tras ataque terrorista en Francia

A pesar de la ejecución del cura en Francia, el Papa dice que la guerra no es de religiones, sino de intereses.

  • Persecuciones    
  • 29 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

POLONIA.- El Papa Francisco se encuentra en Cracovia, Polonia, donde la Jornada Mundial de la Juventud se lleva a cabo. A bordo del avión que lo llevó al evento, admitió a la prensa que “el mundo está en guerra”.

El comentario viene de una conversación sobre la muerte de un sacerdote en Francia, a quien le cortaron su cabeza mientras rezaba durante una misa. Los autores del crimen, dos musulmanes murieron en el enfrentamiento con la policía.

“Se habla mucho acerca de la seguridad, pero la palabra verdadera es la guerra … El mundo está en guerra debido a que perdió la paz. El mundo está en una guerra fragmentada. Puede que no sea el más orgánico, pero está organizadoa, es la guerra”, insistió el pontífice, quien hizo una comparación con la Primera y Segunda Guerra Mundial.

“Cuando hablo de la guerra, me refiero a una guerra de intereses, el dinero, los recursos naturales, no religiones. Todas las religiones quieren la paz. Son los otros que quieren la guerra”, analizó.

La Jornada Mundial de la Juventud reúne a los jóvenes católicos de todo el mundo cada tres años. El último fue en Río de Janeiro.

En general, el tono es de celebración, pero este año toda Europa ha estado acompañado de una serie de ataques terroristas en diferentes partes del continente. Hay un amplio debate y preocupación por la afluencia de inmigrantes, especialmente aquellos que siguen el islam, cuya conexión con los ataques es inequívoca.

La muerte del padre Jacques Hamel dentro de la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en el norte de Francia, en el desempeño de su función sacerdotal fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico. Para Francisco, el ataque fue especialmente “bárbaro” por ocurrir en la semana del evento.

Causa extrañeza la nueva tentativa del máximo líder del catolicismo al desvincular la idea de que la muerte del sacerdote Hamel en el altar de la iglesia no tenga motivación religiosa. Él refuerza el discurso, ampliamente visto en los medios de comunicación, que a pesar de las muertes en estos ataques siguen el mismo patrón, no tienen ninguna relación con el islam.

Francisco defendió en 2014 que los musulmanes y los cristianos, de hecho, son “hermanos que viajan por el mismo camino”.

En el año siguiente dijo la misma cosa y pidió a los dos grupos religiosos a unirse. En febrero pasado, lanzó una campaña que enseña que los miembros de todas las religiones son hijos de Dios.

Motivación religiosa es clara

Uno sitios web oficiales del Vaticano admiten que los hombres irrumpieron en el templo con un machete en la mano gritando “Allahu Akbar” – Alá es grande – tradicional grito de guerra yihadista.

La hermana Danielle, una de las monjas que estaba en la escena y fue testigo del asesinato, dijo al canal de TV BFM que el cura se vio obligado a arrodillarse mientras que los hombres grabaron en video la ejecución. “Hicieron una especie de sermón alrededor del altar, en árabe. Fue horrible”, aseguró.

A pesar que los grandes medios de comunicación y líderes políticos del mundo vienen tratando de desvincular las muertes y situaciones diversas, el Estado Islámico recientemente compiló los ataques ‘más importantes’ contra los países miembros de la coalición militar que lucha contra ellos en Irak y Siria. Entre estos está el ataque a la discoteca Pulse en Orlando.