20 iglesias son destruidas por bombardeo en Siria

Varios sitios con importancia arqueológica, histórica o religiosa han sido destruidos debido a la guerra.

  • Persecuciones    
  • 29 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

SIRIA. – A pesar de los intentos por negociar un “alto el fuego” en Siria, los bombardeos continúan. En los últimos ataques en Alepo, cerca de 20 iglesias fueron destruidas después de los ataques militares. El informe es de la agencia rusa de noticias Interfax.

“Es una ciudad magnífica en Siria [Alepo], famosa no sólo por su famosa arquitectura y sitios culturales, sino un lugar donde la tradición cristiana de esta nación está sufriendo en el presente.

El sitio sufrió una gran destrucción y, según los últimos datos, veinte iglesias fueron destruidas”, dijo Alexander Dzasokhov, vicepresidente de la Comisión de Federación de Rusia ante la UNESCO.

Miles de personas permanecen atrapadas en la ciudad dominada por los rebeldes. El ataque de artillería fue ordenado por el gobierno de Bashar al Assad, tras el fracaso de los esfuerzos diplomáticos para cesar el fuego. Alepo vive un nivel sin precedentes de bombardeo. La Fuerza Aérea golpeó zonas residenciales, centros de infraestructura y de defensa civil de la región. Hay un total de calles cerradas debido al volumen de los escombros.

Dzasokhov dijo que el conflicto en Siria debe resolverse pronto con el fin de preservar la vida, así como sitios históricos y religiosos.

Alrededor de 190 personas murieron en los ataques al final de la semana pasada.

El metropolitano Hilarion, jefe del Departamento de Relaciones Externas de la Iglesia de Siria, dijo hay que recordar que la tragedia en el país fue impuesta por las naciones extranjeras, y las minorías religiosas fueron las principales víctimas.

Él hizo hincapié: “Cuando el poder político es eliminado elementos más indignos, más monstruosas de la sociedad humana, se levantan, justamente aquellos que cometen delitos utilizando motivos religiosos”.

Varios sitios de importancia arqueológica, histórica o religiosa también fueron destruidos durante el conflicto que ha durado tres años en el país. Debido a la persecución del Estado Islámico, miles de cristianos murieron y más de un millón fueron forzados a abandonar sus hogares y refugiarse fuera del país.