Cristiano condenado a 5 años de prisión por criticar islam

Un hombre cristiano fue condenado a cinco años de prisión en Argelia por “blasfemar” contra el islam y el profeta Mahoma, en una publicación hecha por él en las redes sociales.

  • Persecuciones    
  • 14 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ARGELIA. – Un hombre cristiano fue condenado a cinco años de prisión en Argelia por “blasfemar” contra el islam y el profeta Mahoma, en una publicación hecha por él en las redes sociales.

Bouhafs Slimani, de 49 años, se convirtió al cristianismo desde 1997. Fue detenido en julio en el país africano por decir en Facebook que “la luz de Jesús vence a la mentira del islam y su profeta”. Junto con el mensaje, publicó la foto de un ser civil muerto por un terrorista islámico, informa el sitio World Watch Monitor.

Argelia es un país musulmán conservador, el código penal por “blasfemia” prevé una pena de tres a cinco años de prisión, además de una fuerte multa a las personas que insulten a Mahoma y el islam.

Larbi, el hijo de Bouhafs, de 27 años, asistió a la sesión de juramento, completado a principios de esta semana. “El tribunal condenó a mi padre a la pena máxima. Se calificó la opinión de la materia de delito menor, porque mi padre estaba expresando sus ideas y difundiendo sus puntos de vista políticos en las redes sociales, como siempre lo ha hecho en otros lugares. Es un ataque a la libertad de expresión porque, en mi opinión, todo es objeto de críticas, incluso las religiones”.

La familia Bouhafs manifestó gran preocupación por su detención porque tiene problemas de salud que pueden deteriorarlo. Según su hija, sufre de reumatismo inflamatorio, una enfermedad que se ha intensifica bajo condiciones de estrés. “Él tiene que seguir una dieta especial”, dijo ella.

Según una fuente anónima, Bouhafs fue atacado por el gobierno debido a su activismo político y su pena máxima era “grave en vista de infracciones menores”. Este tipo de comentarios en las redes sociales son comunes en Argelia, agregó la fuente. El abogado de la Iglesia Protestante de Argelia presentará un recurso de la sentencia.

Argelia es el país número 37 que persigue a los cristianos en el mundo, según la clasificación realizada por la organización Puertas Abiertas. La nación prohíbe a sus residentes promover reuniones públicas para practicar una fe diferente del islam.

“Creemos que este momento sólo profundizará y fortalecerá la fe de Bouhafs en Jesús. La Iglesia Protestante de Argelia y una organización de derechos humanos en el país están trabajando duro para ver las cosas erradas que se están tornando ciertas”, dijo a Puertas Abiertas.