Cristianos detenidos en China acusados de “lavado de cerebro”

La persecución de cristianos en China se ha vuelto siete veces mayor en la última década. De acuerdo con informes de China Aid, desde el año 2008 se observa un aumento constante en los casos de detenciones de líderes, el cierre y la demolición de los templos.

  • Persecuciones    
  • 27 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – Dos líderes del campamento cristiano de Xinjiang Uyghur, al noroeste de China, fueron detenidos por el régimen comunista, ellos son acusados de “adoctrinar a menores con creencias supersticiosas”. De acuerdo con la China Aid Mission, la pastora Zhou Yanhua y el seminarista Gao Ming, de la Iglesia de Yining, fueron detenidos por la policía alrededor de media hora antes de llevar un grupo de niños a un campamento de verano.

Gao, de 27 años, que está formando del Seminario Teológico de Yanjing, fue detenido durante 15 días, mientras que la pena de Zhou quien es pastora de la iglesia y también que dirige el campamento, fue de 10 días.

Según Christian Today, ambos fueron acusados ​​de enseñar “doctrina” a menores de edad. De acuerdo con la ley china, los niños menores de 18 años no pueden recibir ningún tipo de educación religiosa. Existe una iglesia protestante que está ligada al gobierno, que prohíbe hacer a sus miembros “lavado de cerebro” con las creencias religiosas e incluir niños en actividades religiosas.

Además de detener a las dos mujeres, las autoridades llevaron a todos los niños del grupo a la estación de policía y les hicieron una identificación.

Los padres y profesores de cada uno fueron llamados y los amenazaron. A los profesores les podrían cortar sus salarios y los padres se les dijo que sus hijos podrían prohibirles estudiar en universidades del gobierno.

China Aid cree que todas las casas iglesias están en riesgo de ser cerradas por el gobierno. El régimen comunista de Pekín ha aumentado la persecución hacia el cristianismo, después de la revelación de que hay más cristianos en el país que miembros del Partido Comunista.

El Instituto de Investigación Pew estima que hay 67 millones de cristianos en China, 58 millones de protestantes y 9 millones de católicos.

La persecución de cristianos en China se ha vuelto siete veces mayor en la última década. De acuerdo con informes de China Aid, desde el año 2008 se observa un aumento constante en los casos de detenciones de líderes, el cierre y la demolición de los templos.

De hecho, las comunidades religiosas en China viven el año más intenso de la persecución desde la Revolución Cultural (1966-1976), cuando el país comenzó a adoptar el sistema comunista.

En tiempos de Mao Zedong, el ateísmo era uno de los pilares para el establecimiento de la República Popular de China. Sin embargo, su intento de exterminar a todas las formas de religión en el país fracasó.

Durante las décadas siguientes, hubo un intento del gobierno para tomar el control de las iglesias en el país. La cuestión religiosa se trasladó a un segundo plano, mientras que el país más poblado del mundo estaba experimentando profundos cambios sociales y económicos. En la década de 1970, Pekín anunció que renunciar a tratar de erradicar la religión organizada.

Con el ascenso de Xi Jinping, el discurso ha cambiado. Según él, la “gestión de la religión es, en esencia, la gestión de masas”. En la actualidad, el país se encuentra entre los países que más persiguen cristianos en el mundo, según Open Doors. Se estima que el 90% de las cruces de las iglesias se considera “no oficiales” por eso han sido demolidas a la fuerza.