Misionero canadiense es liberado tras ser encarcelado en China

Kevin y su esposa, Julia, dirigían una cafetería popular en la frontera con Corea del Norte y eran conocidos por trabajar con una organización benéfica que proporciona alimentos y útiles escolares a los norcoreanos.

  • Persecuciones    
  • 19 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – Un canadiense cristiano que fue detenido en China durante dos años bajo cargos de espionaje, ha sido liberado de prisión. Kevin Garratt está de vuelta en Canadá después de una audiencia en la corte en Dandong, China, a principios de esta semana.

Kevin y su esposa, Julia, dirigían una cafetería popular en la frontera con Corea del Norte y eran conocidos por trabajar con una organización benéfica que proporciona alimentos y útiles escolares a los norcoreanos.

Simeon Garratt, el hijo de la pareja, dijo que sus padres no guardaron en secreto su fe, pero que tampoco hicieron alarde de ella en China, donde el proselitismo es ilegal.

La pareja fue detenida en 2014 como parte de una medida para detener los grupos cristianos de ayuda que trabajan cerca de la frontera con Corea del Norte. Los funcionarios chinos dijeron después que la pareja fue detenida por “sospecha de robo y espionaje para obtener secretos del Estado”.

En un mensaje publicado en línea, Kevin Garratt anunció que Dios le dijo que se fuera a Dandong y abriera una cafetería, según The New York Times. “Estamos tratando de alcanzar a Corea del Norte con Dios, con Jesús y con la asistencia práctica”, conforme al mensaje de Kevin Garratt, publicado en el sitio web de la Iglesia Nova Terra en Surrey, British Columbia, el cual ha sido eliminado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China, en un comunicado enviado por fax el viernes, dijo que Garratt había sido tratado “conforme a la ley”. China “plenamente ha garantizado todo tipo de derechos procesales de Kevin Garratt, y respetó y aplicó plenamente los derechos consulares de la parte canadiense”.

La liberación de Kevin se da en un momento en el que China y Canadá se comprometieron a fortalecer lazos económicos, durante la visita del primer ministro canadiense Justin Trudeau al país, a principios de este mes.

Trudeau presionó personalmente a los altos funcionarios de China para que el misionero fuera liberado y anunció que estaba encantado de que el misionero esté de vuelta en Canadá.

Mientras tanto, la familia Garrett emitió un breve comunicado diciendo “gracias a todos por sus pensamientos y oraciones, y también gracias a las muchas personas que trabajaron para lograr la liberación de Kevin”.

Fuente: Mundo Cristiano