nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Cuatro cristianos presos por predicar de Cristo en Sudán

Dos reverendos, un pastor y un ciudadano checo fueron detenidos y permanecen prisioneros por cargos “espionaje”. La razón dada es vaga y, a menudo es utilizada en contra de líderes cristianos del país.

  • Persecuciones    
  • 13 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

SUDÁN. – Sudán no es un lugar para los hombres débiles. Conocido por su opresión contra la fe cristiana, el país se mantiene en la octava posición de la lista de persecución religiosa de Puertas Abiertas. En esta nación africana, los creyentes son detenidos sin causa y detenidos ilegalmente mientras que el gobierno inventa razones para acusar a los fieles.

Un caso reciente fue la detención de cuatro cristianos que aún permanecen encarcelados y ya llevan 10 meses.

Los reverendos Kuwa Shamal y Hassan Abduraheem, el pastor Abdulmonem Issaa Abdumawla y el ciudadano checo Petr Jasek, fueron detenidos por cargos de espionaje contra el gobierno de Sudán, una acusación vaga y, a menudo utilizado en contra de líderes cristianos del país.

Los tres hombres sudaneses desempeñan el papel de líderes espirituales, mientras que Petr Jasek es un funcionario del grupo humanitario, Voz de los Mártires (VOM, siglas en inglés). De acuerdo con el gobierno de Sudán, Petr Jasek es un cineasta que se unió a los pastores contra el Estado Islámico. Sin embargo, de acuerdo con VOM, que trabaja para ayudar a los cristianos que son refugiados debido al sufrimiento en Sudán, Nigeria y otros países africanos.

Él está calificado para servir a las personas y las comunidades a través de la prestación de atención médica.

Los cuatro fueron detenidos en diciembre de 2015 mediante el Servicio de Inteligencia Nacional de Sudán, acusados de espionaje y de ayudar a los rebeldes en la región de Kordofan, Sudán del Sur. La próxima audiencia está programada para el 17 de octubre.

El abogado y defensor de derechos humanos, Mohaned elnour Mustaf, dijo que está “absolutamente impresionado por el hecho de que el tribunal aún no ha liberado a los cristianos”. Él es uno de los cinco abogados que defendieron a Meriam Ibrahim en 2014 y a los pastores Peter yein Reith y Yat Michael Ruot en 2015.

“Necesitan un juicio justo. No han cometido ningún delito contra el Estado, merecen ser liberados”, dijo. Mustaf también explicó que, de acuerdo con la ley islámica, no es ilegal predicar otra fe en un estado dominado por el islam.

El pastor Samuel Akol, un líder evangélico, dijo. “Es inmoral que el gobierno de Sudán continúe deteniendo a los pastores sólo porque son cristianos y porque ayudaron a una persona enferma en Darfur”, señaló “La iglesia es un cuerpo y cuando una parte del cuerpo está en el dolor, todo el cuerpo siente el dolor”.

Esta no es la primera vez que los pastores cristianos son detenidos en Sudán por “espionaje”. Muchos recordarán que, en 2015, cuando los pastores Peter yein Reith y Yat Michael Ruot enfrentaron la pena de muerte por cargos similares.