Pastor liberado después de pasar 6 años de prisión por evangelizar

El pastor Benham Irani había sido detenido en varias ocasiones por evangelizar a los musulmanes en Irán, pero eso no le impidió dejar de ser un pastor en su iglesia. La última pena en contra de él fue hace 6 años.

  • Persecuciones    
  • 21 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

IRÁN. -La noche del lunes, el pastor iraní Behnam Irani fue puesto en libertad después de pasar casi seis años tras las rejas por cargos vinculados a sus actividades cristianas, de acuerdo a la información transmitida por los amigos cercanos a su familia.

La noticia fue confirmada y celebrada por ‘Present Truth Ministries’ (‘PTM’), que publicó una imagen del pastor con un ramo de flores en sus manos.

“Behnam Irani fue puesto en libertad.

¡Es una gran noticia! Después de pasar seis años de prisión, el hermano Behnam Irani, de Karaj, fue puesto en libertad y ahora está libre. Gracias a todos por sus oraciones. ¡El Señor lo preservó de una poderosa manera!”, dijo el comunicado del ministerio en su sitio web oficial.

El pastor Irani (actualmente con 43 años) comenzó a cumplir su condena de un año de prisión en 2011, pero más tarde se le dijo que él también tendría que cumplir otra sentencia de cinco años, que había sido suspendida anteriormente. La condenación lo llevó a permanecer más tiempo preso a causa de los cargos en su contra por “delitos contra la seguridad nacional”.

“Fue detenido por primera vez en diciembre de 2006, antes de ser liberado un mes más tarde, en enero de 2007″, dijo el ministerio.

“El 23 de febrero de 2008, el Poder 30 del Tribunal de Apelaciones de Teherán [capital iraní] suspendió la sentencia, que era de cinco años. Por lo tanto, ya no estaba obligado a permanecer en la cárcel”.

Sin embargo, Irani continuó ejerciendo sus actividades como un pastor evangélico eficaz en su congregación identificado con el Movimiento Evangélico de Irán. Esta actitud atrajo el odio de las autoridades de la nación islámica.

En abril de 2010, las fuerzas de seguridad asaltaron la iglesia de Irani durante un servicio, y lo pusieron en custodia, después de golpearlo. Los funcionarios de seguridad también interrogaron a las personas que asisten al servicio, además confiscaron sus biblias, literatura y DVD cristianos.

“Básicamente, en este caso, los delitos contra la seguridad nacional son por mantener los servicios en las casas iglesias y evangelizar a los musulmanes”, agregó el grupo.