Adolescentes defienden su fe y terminan siendo detenidos

Todo comenzó cuando los líderes islámicos en la región donde ellos viven comenzaron a atacar a los cristianos, haciendo amenazas y difundiendo rumores.

  • Persecuciones    
  • 18 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ETIOPÍA. – Más de 11.000 personas fueron detenidas en Etiopía en los últimos meses. Quince personas murieron en protestas violentas contra el gobierno el año pasado. A pesar de todo, un caso que atrajo la mayor atención fue la detención de cuatro adolescentes acusados ​​de “incitar a la violencia religiosa”.

Eden, Gifti, Mihiret y Deborah, con edades comprendidas entre 14 y 18 años, fueron enviados a una prisión de adultos en Gelemso en la región de Oromiya, en su mayoría musulmanes.

El “crimen” era fue porque distribuyeron literatura cristiana. Aunque todavía es susceptible de apelación, pero no saben si van a tener un juicio justo.

Todo comenzó cuando los líderes islámicos en la región donde ellos viven comenzaron a atacar a los cristianos, haciendo amenazas y difundiendo rumores. Los adolescentes recibieron de su iglesia varias copias del libro “Hablemos de la verdad en amor”.

Las respuestas a las preguntas de Ahmed Deedat

El ya fallecido, Deedat fue un líder musulmán influyente de Sudáfrica, que afirmó tener vínculos con Osama Bin Laden. Era conocido por sus discursos en los que ridiculizó la fe cristiana, especialmente la crucifixión y resurrección.

A los musulmanes en Etiopía no les gustaba que la literatura distribuida por ellos cuestionara acusaciones y defendiera la fe cristiana.

Los cuatro fueron acusados ​​de “incitación a la violencia religiosa”, Edén, que fue golpeado en su primera noche en prisión, dijo:” Este sufrimiento es un honor para nosotros. Debemos esperar la persecución. No tenemos miedo. Estamos alabando y orando aquí en la prisión”.  Y Deborah dijo: “Es un honor ser detenida por el reino de Dios”.

Matanza religiosa

La región de Oromiya está en el centro de los actuales disturbios en Etiopía. La gente de la región ha sido perseguida por el gobierno hace mucho tiempo. Más de 20 personas han sido acusadas ​​en los últimos días de incitar a la violencia en las escuelas de la región y de planificar ataques terroristas.

Casi la mitad de los oromos son musulmanes, pero los evangélicos son el grupo religioso que crece. Además, muchos todavía siguen la religión tradicional de la región, que adora los espíritus de la naturaleza. El mes pasado, cerca de 700 personas fueron masacradas por los radicales islámicos durante un festival cultural llamado Irreecha.

Los asesinos se quejaron de que la blasfemia se practicaba. El caso ha generado indignación internacional. Como resultado, se declaró un “estado de emergencia” en la región. Etiopía ocupa la posición 18ª en la lista de persecución mundial elaborada por la organización Puertas Abiertas.