Prohíben a cristianos chinos participar en eventos religiosos en otros países

Un nuevo proyecto de ley tiene por objeto prohibir la realización de actividades religiosas y la prohibición de donaciones a las iglesias.

  • Persecuciones    
  • 29 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHINA. – El gobierno de China pretende intensificar la nueva normativa sobre el cristianismo en el país. Un nuevo proyecto de ley tiene por objeto prohibir la realización de actividades religiosas de cualquier institución en lugares no autorizados, incluyendo entrenamientos o conferencias. Los grupos religiosos también pueden no participar en eventos en el extranjero e incluso recibir donaciones.

El número de incidentes contra las iglesias y la presión sobre los cristianos está creciendo.

El presidente Xi Jinping, quien se pone al mando central del Partido Comunista de China, puede consolidar todas estas reformas con más autoridad y poder que antes.

“En la conferencia del partido, que va acontecer en 2017, todos sabrán lo que realmente el presidente planea. Pero la iglesia en China ahora puede esperar un tiempo más de restricciones y dificultades”, dijo uno de los colaboradores de Puertas Abiertas en el país.

El gobierno chino viene dando respuestas adversas a la religión, en particular el cristianismo, que experimentó un fuerte crecimiento en el país. Durante los últimos tres años, más de 1.500 iglesias fueron demolidas al igual que las cruces que se eliminaron en la provincia de Zhejiang.

Los pastores y los abogados que se opusieron a la campaña del gobierno fueron detenidos.

En julio, las autoridades provinciales de Guizhou anunciaron que los cristianos que viven en China pueden perder sus beneficios sociales si no dejan de ir a la iglesia. Por otra parte, los niños de familias cristianas no pueden tener acceso a la universidad o una academia militar, si la familia insiste en asistir iglesias.

El gobierno también estableció que cualquier persona que lleve a una persona menor de edad a la iglesia responderá a una demanda. La ley china prohíbe que los niños menores de 18 años reciban algún tipo de educación religiosa.


   Lo más leído