nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Cristianos oran durante 100 horas seguidas, en medio de la guerra

El grupo fue dirigido por un equipo del Ministerio “Burn 24-7″, una organización con sede en Estados Unidos, que surgió de un movimiento universitario y ahora es dirigido por un misionero y ministro de alabanza, Seun Feucht y su esposa Kate.

  • Persecuciones    
  • 2 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

IRAK. – Cerca de unos 6 días, un grupo de cristianos iraquíes se reunieron para orar por 100 horas continuas, mientras los ejércitos (iraquíes y kurdos) avanzan contra el Estado Islámico para retomar la ciudad de Mosul y sus alrededores.

Con las bases del Estado Islámico a menos de 100 km de distancia, cantaron, oraron y se emocionaron en la presencia de Dios. Las personas de diferentes denominaciones se reunieron en el mismo clamor.

El grupo fue dirigido por un equipo del Ministerio “Burn 24-7″, una organización con sede en Estados Unidos, que surgió de un movimiento universitario y ahora es dirigido por un misionero y ministro de alabanza, Seun Feucht y su esposa Kate.

Ambos están vinculados a la Iglesia Bethel, en Redding, California y envían equipos de todo el mundo para compartir el amor de Jesús a través del culto. Cada equipo lleva a cabo regularmente eventos de oración y culto, que pueden durar de 12 a 100 horas sin interrupción.

“Tratamos de realizarlos con regularidad, una vez al mes en cada ciudad, con el propósito en el corazón de reunir a los cristianos de diferentes orígenes y denominaciones para adorar y exaltar el nombre de Dios”, dice Kelsie, que trabaja con el Departamento “Burn 24-7 “en el Kurdistán.

“[La reunión] también evangelística -. No es sólo para el culto y orar en esos lugares también tienen equipos que van a evangelizar, compartir el amor de Jesús y sanar a los enfermos”, dijo a Christian Today. “El objetivo es ver a la gente inflamados por el primer amor por Jesús, y reuniéndose para disfrutar de su presencia establecida en estos lugares”.

Por supuesto que estas reuniones son más fáciles en algunos lugares que en otros. El “Burn 24-7″ cuenta con equipos y centros de oración en todo Estados Unidos y en varios otros países. Equipos de corto plazo han sido desplegados en Mozambique, la República Democrática del Congo, Paraguay, China y Rusia, por ejemplo – algunos de los países más difíciles del mundo para que los cristianos practiquen su fe, ya sea por parte de grupos extremistas o la opresión del gobierno”.

Kelsie y su equipo han estado trabajando en Kurdistán – una región autónoma de Irak – desde el comienzo de este año, el apoyo a los desplazados internos (personas obligadas a huir de sus hogares debido al avance del Estado Islámico).

“Nuestros corazones comenzaron a arder por lo que estaba ocurriendo aquí”, dijo Kelsie en 2014, cuando vivíamos en los EE.UU. nos dimos cuenta que los terroristas del Estado Islámico invadieron la llanura de Nínive, en el norte de Irak, matando a miles de personas y secuestrando a mujeres y niños”.

Ella y algunos otros sintieron “la necesidad de propagar la esperanza” en Irak y comenzaron a movilizarse para llegar al sitio. “En 2015, un pequeño equipo vino aquí con lo básico y simple objetivo de adorar, orar a Dios, amar a quien puso en nuestro camino”, dijo. “Entonces vimos la necesidad de expresar el amor de Jesús a estas personas”.