nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Uno de cada seis cristianos en el mundo es perseguido

El informe de libertad religiosa en el mundo en 2016 denuncia esta vulneración hasta llegar a calificar de “genocidio” las acciones del Estado Islámico (EI) o DAESH en las zonas que domina en Siria e Iraq.

  • Persecuciones    
  • 22 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

MADRID, ESPAÑA. – Uno de cada seis cristianos en el mundo es perseguido por su religión y tres de cada cuatro personas perseguidas en todo el mundo por su religión es cristiana. 400 millones de cristianos en el mundo viven actualmente en países de persecución y discriminación.

“La religión con más seguidores del mundo es también la que sufre más ataques a la libertad religiosa”. Así de tajante se mostraba en Madrid Javier Menéndez Ros, director de la institución de la iglesia católica Ayuda a la Iglesia Necesitada, que presentó su informe bianual sobre la libertad religiosa en el mundo, que estudia el periodo entre julio de 2014 y junio de 2016.

Y su conclusión no puede ser más “tajante, preocupante y descorazonadora”. “La libertad religiosa está en peligro en el mundo”, ya que en el 20 % de los países se sufren graves violaciones contra la libertad religiosa. “De los 196 países analizados en 38 de ellos se sufren graves violaciones contra la libertad religiosa”. De estos países, en 23 se sufre persecución por razones de creencias religiosas y en otros 15 hay discriminación, concluye el informe.

Ayuda a la Iglesia Necesitada considera que el “islam extremista es la principal amenaza a la libertad religiosa y la principal causa de discriminación”. Según el informe, en los dos últimos años, los ataques perpetrados contra minorías religiosas en Oriente Medio “nos han hechos conscientes de la aniquilación total de la libertad religiosa en esa parte del mundo”.

El informe de libertad religiosa en el mundo en 2016 denuncia esta vulneración hasta llegar a calificar de “genocidio” las acciones del Estado Islámico (EI) o DAESH en las zonas que domina en Siria e Iraq.

Para enfatizar esta persecución durante la presentación del informe en Madrid estuvo presente monseñor Jean Abdo Arbach, arzobispo greco-católico melquita de Homs, Hama y Yabrud (Siria).

Arbach no dudó en calificar también de genocidio las prácticas del EI en su califato. “Donde manda el DAESH rige la sharía (ley islámica). Funcionan como un estado dentro de otro estado. Con sus leyes, tribunales, gobierno. Practican la persecución a quienes no se someten a sus leyes. Si creen que has robado te cortan la mano, si creen que has mentido te arrancan la lengua Es atroz”, concluye el arzobispo.

Monseñor Arbach, de cualquier manera, no se mordió la lengua y lanzó una andanada contra los gobiernos europeos y Norteamérica. “No es muy creíble decir que se quiere la paz y vender armas a los actores en conflicto”, señaló.

Arbach también dejó claro que “no hay libertad religiosa en el mundo” y citó los ejemplos de “Iraq, Siria, Yemen, antes del Líbano”. Así, explicó cómo “en Iraq antes de la guerra había 1,2 millones de cristianos y ahora sólo quedan 300.000. Es muy difícil”, continúa, “saber cuántos cristianos han muerto en la guerra de Siria, pero en Alepo había 200.000 cristianos y ahora sólo hay 30.000 en Raqqa, el bastión del DAESH. La mayoría de cristianos de estas zonas han tenido que huir, o han sido secuestrados o asesinados. La gente pasa hambre, se ha quedado sin nada. La situación es dramática”.

Fuente: La Provincia de España