Niña de 2 años muere en ataque terrorista contra iglesia

Comunidad cristiana en Indonesia teme nueva ola de persecución

  • Persecuciones    
  • 14 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

INDONESIA. – Un ataque terrorista contra una iglesia el domingo (13), provocó la muerte de una niña e hirió a tres. La policía dice que hay un posible vínculo con el Estado Islámico (EI).

El ataque con bomba ocurrió en el estacionamiento de la iglesia Oikumene en Samarinda, provincia de Kalimantan Oriental. Es el último de una serie que plantea preocupaciones sobre la radicalización de la nación musulmana más grande en el mundo.

Indonesia tiene 250 millones de habitantes, 90% de musulmanes.

Vale destacar que también un atentado similar de radicales vinculados al EI, ocurrió en la capital Yakarta en enero, matando a ocho personas y dejando más de 30 heridos. De acuerdo con Puertas Abiertas, Indonesia es uno de los 50 países con la mayor persecución de cristianos en el mundo.

Niña murió quemada

Los niños estaban jugando en el patio de la iglesia cuando el sospechoso Jo bin Muhammad Aceng, arrojó una bomba incendiaria sobre ellos. La niña Intan Olivia Marbun, de dos años de edad, sufrió quemaduras graves y fue trasladada al hospital, pero no resistió.

Los otros tres niños heridos, dos de 4 años y uno de 2, fueron ingresados ​​en el hospital, uno en estado grave.

 Según la policía, el terrorista llevaba una camisa que decía “estilo de vida jihad”. Él fue condenado en 2012 a 42 meses de prisión por su participación en un intento de ataque terrorista en una catedral cristiana. Él estaba en libertad condicional, pero fue detenido en 2014 en por portar una bandera del Estado Islámico en Parepare en Sulawesi. Además de él, otros cuatro fueron detenidos en relación con el crimen.

El presidente Joko Widodo dijo que “el caso de la bomba en Samarinda debe ser investigado a fondo”. A finales de agosto, un atacante suicida trató de atacar una iglesia católica llena de gente en la ciudad de Medan, en Sumatra, pero el chaleco no detonó.

La comunidad cristiana de Indonesia teme una nueva ola de ataques después de las manifestaciones que reunieron a miles de musulmanes a principios de este mes y que instaron al exterminio de los cristianos en el país.