nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Iglesia pagó 3 millones de dólares para rescatar 226 cristianos

Después de más de un año de negociaciones, los yihadistas pusieron en libertad a todos los rehenes.

  • Persecuciones    
  • 8 dic 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

SIRIA.- En el interior de Siria, un obispo de la iglesia asiria trabajó en secreto para salvar las vidas de 226 cristianos capturados por Estado Islámico (EI). Para devolverles su libertad, el religioso reunió alrededor de 3 millones de dólares, recibiendo la ayuda de todos.

El 23 de febrero de 2015, mientras los yihadistas atacaban 35 pueblos cristianos, llevándose a cientos de personas. La mayoría vivía en el valle del río Khabur en el norte de Siria.

Unas semanas más tarde, el obispo Mar Afram Athneil comenzó a negociar con los extremistas. Todo el proceso tomó más de un año.

Los secuestros de los cristianos ocurrieron desde que el EI, comenzó a conquistar los territorios en Irak y Siria. Sin embargo, varios gobiernos se han negado a negociar con los yihadistas. La idea de ofrecer dinero para las milicias radicales siempre genera dilemas morales, incluyendo aquellos que no ven otra alternativa.

“Desde el punto de vista moral, lo entiendo. Si les damos el dinero, sólo los alimentan. Sabemos que van a matar con este dinero”, admite Aneki Nissan, que ayudó a recaudar cerca de 100 dólares en Canadá.

Sin embargo, no se puede olvidar que hubo más de 200 vidas en juego: “Somos una minoría y tenemos que ayudarnos unos a otros”, dice.

La iglesia asiria, también llamada Iglesia de Oriente pertenece a una rama del cristianismo que no está vinculada al Vaticano o la Iglesia Ortodoxa. Termina siendo una minoría dentro de la minoría.

Abdo Marza, uno de los cristianos capturados, dice que todo el mundo pensó que iba a morir debido a que las amenazas eran constantes. Él recibió la autorización del EI para ir a la ciudad de Hassakah, a 60 km y llevar un mensaje. El requisito del Estado Islámico era demasiado alto. Serían 50 mil dólares por persona, lo que sería un total de 11 millones de dólares por todos los capturados.

El obispo Mar Afram Athneil no sabía qué hacer. Comenzó a ponerse en contacto con la gente y pronto las solicitudes de donaciones se difundieron en las redes sociales. Cristianos asirios en diversas partes del mundo respondieron. Algunas con pocos dólares, mientras que otros dieron miles.

En Alemania, el empresario Charli Kanoun convenció al gobierno para recibir a los rehenes de una de las comunidades y comenzó a recaudar fondos para el resto. “Todo el mundo contribuyó. Nuestra iglesia abrió una cuenta en Irbil, Irak y se divulgó por Internet para que todos pudieran donar”, resaltó.

Andy Darmoo, que vive fuera de Londres, buscó Organización Socorro al Oriente. Darmoo y un puñado de asirios que viven en Inglaterra comenzaron la colección.

La noticia se extendió a Australia, donde Nicholas al-Jeloo, profesor de la Universidad de Melbourne sabía que sus primos estaban entre los rehenes. Buscando apoyo en su iglesia, más de 500 personas donaron después que les explicó el problema.

Poco a poco, los cristianos fueron siendo puestos en libertad, mientras que el dinero fue depositado en la cuenta del EI. El 26 de mayo del año pasado, dos mujeres ganaron la libertad. 16 de junio de otro hombre. El 11 de agosto, 22 personas fueron liberadas al mismo tiempo. A partir de septiembre, las liberaciones empezaron a suceder con intervalos de una semana. Hasta el 22 de febrero de, 2016. En total, 226 cristianos: hombres, mujeres, niños y ancianos.