nav
Jueves 30 de Marzo de 2017

Misioneros van a Corea del Norte: “Vamos a dar la vida por Jesús”

China Aid decidió liberar parte del plan para los cristianos de todo el mundo puedan interceder por él. Las condiciones para ser un misionero en este proyecto ha de ser única, conectarse a una iglesia local y estar dispuestos a sacrificar su vida a Cristo en cualquier momento.

  • Persecuciones    
  • 15 dic 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

COREA DEL NORTE. – Corea del Norte es el peor país del mundo para que viva un cristiano, según el ranking de la misión Puertas Abiertas. Los informes revelan persecución, muerte, tortura y envíos a campos de concentración. Recientemente, misioneros extranjeros fueron detenidos por tratar de evangelizar. Fueron condenados a cadena perpetua en campos de trabajo forzados.

Aun así, decenas de cristianos chinos se las están arreglando para ir a Corea del Norte como misioneros de tiempo completo.

Algunos son pastores jóvenes que entendieron que es necesario una acción inmediata. Fueron seleccionados y ya están en un entrenamiento intensivo.

La Misión China Aid, responsable del proyecto, no dará más detalles por razones de seguridad. Pero con la condición del anonimato, dos de estos futuros misioneros hablaron sobre el reto al diario Christian Today.

Ellos dicen que no tienen “ningún miedo” de ser detenidos o enfrentarse a un trato brutal por parte de las autoridades si son atrapados. Ellos están conscientes de que están en riesgo, pero están decididos a compartir a Cristo con los norcoreanos.

Los pastores dicen que la obediencia a la Palabra y su inspiración viene de la vida de un líder de la iglesia china que fue a Corea del Norte, donde vivió durante 17 años.

Un día, su cuerpo fue encontrado flotando en el río Tumen en el noreste de China, cerca de la frontera entre los dos países. Había sido apuñalado diecisiete veces, probablemente asesinado por evangelizar.

“Así que ahora estamos trayendo este equipo. No tenemos miedo, estamos dispuestos a morir si es necesario. Porque sabemos que no se trata de cuidarnos a nosotros mismos, pensamos en ellos [los norcoreanos], lo único que importa es el reino de Dios”, afirmó uno de los misioneros.

Los misioneros deben cruzar la frontera el próximo mes. “Los amamos, y Dios los ama, y ​​Dios tenga piedad de ellos. Por lo que estamos dispuestos a dedicar nuestras vidas a ellos. Esperamos que todo el mundo puede contribuir a los esfuerzos de este ministerio. Nos unimos en oración para cumplir con el propósito juntos”, resaltaron.

China Aid decidió liberar parte del plan para los cristianos de todo el mundo puedan interceder por él. Las condiciones para ser un misionero en este proyecto ha de ser única, conectarse a una iglesia local y estar dispuestos a sacrificar su vida a Cristo en cualquier momento. La misión es clara no se puede garantizar la seguridad de los voluntarios.

También de acuerdo con los ministros, aunque hay informes de una iglesia subterránea en Corea del Norte, la mayoría de los cristianos nunca pueden hablar abiertamente sobre su fe, porque saben que, además de ser detenidos y torturados, sus familias también sufren, incluso si no son cristianos.